Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

África espera que el mundo desarrollado preste más atención al ébola

Un enfermo tirado a las puertas de una clínica porque no hay nadie que pueda atenderlo. Una paciente que se escapa del hospital, provocando, primero el pánico y luego la ira de la población. Un muerto en plena calle cubierto por cartones. Es el día a día del Ébola en África Occidental según nos muestra la agencia Vice News. Donde todavía hay que convencer a los incrédulos, megáfono en mano, de que puede matarlos. Donde muchos enfermos se ocultan en sus casas para que su familia no sea rechazada por sus vecinos. Donde los cadáveres se incineran aunque no haya certeza de que hayan fallecido por el virus, para desesperación de sus familias,  Y aún así, quienes trabajan sobre el terreno recuerdan que ahora mismo siguen muriendo allí más personas por malaria o malnutrición. "En una provincia donde 4 de cada 10 niños se te mueren sin cumplir 5 años, pues que quieres que te diga, el Ébola, otro dolor de cabeza más, pero no el único”. La diferencia, que ahora el ébola se siente también como una amenaza en los países desarrollados.