Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército de Israel dice no querer que sus soldados "vacíen un cargador contra una niña con unas tijeras"

El jefe del Ejército de Israel, Gadi Eisenkot, ha afirmado este miércoles que no quiere que sus soldados "vacíen un cargador contra una niña con unas tijeras", recalcando la necesidad de mantener la ética de actuación de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).
En referencia a los últimos incidentes de tiroteos contra palestinos presuntamente armados antes de que llevaran a cabo ataques contra las fuerzas de seguridad, Eisenkot ha subrayado que "no se actúa según un eslógan como 'ante quien venga a matarte, mátale antes'".
"Un soldado puede retirar el seguro y disparar si hay un peligro para él o sus camaradas", ha resaltado, agregando que "las tropas (israelíes) tienen moral" y que el Ejército "sabe cómo preservar esta calidad".
"En Cisjordania operan miles de soldados entre dos millones de palestinos y cientos de miles de ciudadanos israelíes. Educamos a nuestros soldados para que actúen siguiendo la ética y el espíritu de las FDI", ha manifestado.
En este sentido, Eisenkot ha recalcado que "si se actúa de forma contraria a la ética respecto a las normas de compromiso, sería una amenaza para las FDI", según ha informado el diario local 'Yedioth Ahronoth'.
Por otra parte, ha asegurado que Israel hace frente a cuatro grandes amenazas en la actualidad: los ejércitos convencionales, Irán, las organizaciones terroristas no estatales y el ciberespacio.
"El terrorismo ha acompañado a la sociedad israelí a lo largo de los años y los apuñalamientos no son algo nuevo", ha valorado Eisenkot, añadiendo que "hay influencias mutuas entre el Estado Islámico en Oriente Próximo y lo que ocurre en el país".
"Hay entre 10.000 y 15.000 jóvenes que han dejado Europa para combatir por la misma idea. En el pasado, trabajamos contra organizaciones terroristas con fabricantes de explosivos y laboratorios terroristas", ha dicho.
"Los cuchillos, sin embargo, están en todas las cocinas y todas las casas. El objetivo del terrorismo es expandir el miedo y el terror entre el público, y su éxito es conseguir que los ciudadanos no sigan sus rutinas diarias", ha remachado.