Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército de Kenia lanza una contraofensiva tras el ataque de Al Shabaab contra una base de la AMISOM

El Ejército ha lanzado este lunes una contraofensiva contra la milicia islamista somalí Al Shabaab tras su ataque contra una base de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) en la localidad de Ceel Cado (sur), cerca de la forntera común.
El jefe de las Fuerzas de Defensa de Kenia (FDK), Samsom Mwathethe, ha descrito la contraofensiva como "una operación delicada" que incluirá bombardeos aéreos y el despliegue de vehículos blindados y unidades tácticas.
Este mismo lunes, el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha afirmado que el país "no será derrotado" por terroristas, recalcando que "es necesario defender el país con todos los medios", según ha informado el diario local 'The Daily Nation'.
"Debemos defender nuestro país y unirnos como una región, luchar y derrotarles para asegurarnos que vivimos en paz", ha dicho, reclamando a la población keniana que respalde la campaña militar en Somalia.
Durante la jornada, un total de 30 soldados kenianos que sobrevivieron a la ofensiva de Al Shabaab han llegado a Nairobi. La operación de las FDK tiene como objetivo rescatar a los militares capturados por la milicia y recuperar los cuerpos de los soldados muertos en el ataque.
La milicia, vinculada con la organización terrorista Al Qaeda, ha anunciado la muerte de al menos un centenar militares kenianos en la ofensiva contra la base, y ha publicado una grabación con declaraciones de dos de los soldados capturados.
El Ejército de Somalia, ayudado por las fuerzas de la AMISOM, combate a las fuerzas de Al Shabaab, cuyo objetivo es derrocar al Gobierno e instaurar la ley islámica en su versión más radical.
El exdirector de los servicios de Inteligencia de Somalia Ahmed Moallim Fiqi puso en duda en noviembre la capacidad del Gobierno para evitar incidentes como el atentado perpetrado el 1 de noviembre por la milicia contra un hotel de Mogadiscio que se saldó con al menos 15 muertos.