Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un alto cargo del Ejército israelí compara la situación en el país con la vivida en Alemania antes del nazismo

El 'número dos' del Estado Mayor del Ejército de Israel, Yair Golan, ha hecho este miércoles un paralelismo entre la situación en Israel y la vivida en Alemania antes del ascenso del nazismo durante un acto en conmemoración del Holocausto.
"Me asusta ver cómo se desarrollan aquí acontecimientos terroríficos que tuvieron lugar en Europa", ha dicho, agregando que "el Holocausto debería llevar a valorar la vida pública", según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.
"Si hay una cosa que asusta al recordar el Holocausto es darse cuenta de los horribles procesos que se desarrollaron en Europa, y particularmente en Alemania, hace 70, 80 ó 90 años, y encontrar algunos restos de aquello entre nosotros en 2016", ha manifestado.
En este sentido, ha defendido que "el Holocausto debe llevar a la gente a hacer una introspección sobre la naturaleza del hombre (...), la responsabilidad del liderazgo y la calidad de la sociedad".
"Debe llevarnos fundamentalmente a volver a pensar cómo nos comportamos con los demás, aquí y ahora", ha dicho, añadiendo que "no hay nada más fácil que azuzar el miedo y amenazar, nada más simple que comportarse como bestias".
Las palabras de Golan, en un año en el que el tema central de la ceremonia es 'La lucha para mantener el espíritu humano durante el Holocausto', han provocado numerosas críticas a su persona a través de las redes sociales.
De hecho, ha tenido que dar marcha atrás pocas horas después y asegurar que "no tenía intención de comprar al Ejército y el Estado de Israel con las cosas que ocurrieron durante el periodo nazi".
"La comparación es absurda y carece de cualquier base. No tenía intención de generar un paralelismo o de criticar a los líderes civiles", ha remachado, en declaraciones a la Radio del Ejército.
PALABRAS DE RIVLIN Y NETANYAHU
Por su parte, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha centrado su discurso en el antisemitismo, afirmando que "se trata de una enfermedad crónica que penetra profundamente en el corazón y la historia de las naciones".
El mandatario israelí ha aprovechado para señalar que el antisemitismo "se escucha hoy en el corazón de una Europa diferente, desde la izquierda británica a la extrema derecha del Este de Europa, y en Europa en su conjunto, así como en áreas del mundo árabe".
"El Estado de Israel hará frente a este antisemitismo garantizando, ante todo, una casa nacional y un Ejército judío que proteja a la nación de la supervivencia. Nunca estaremos avergonzados por estar dispuestos a luchar", ha señalado.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, también ha participado en los actos, afirmando que "los nazis dijeron: 'Los judíos tienen la culpa de todo', y los antisemitas de hoy en día dicen: 'Israel tiene la culpa de todo'".
"Muchos de los padres del sionismo creyeron que este odio enfermizo contra los judíos se debía a la situación única de los judíos por no tener una casa, por estar dispersos entre las naciones", ha recordado.
"Esperaban que si los judíos tenían un Estado propio, el odio hacia ellos desaparecería. Por desgracia, la realidad demuestra que esta premisa optimista estaba muy equivocada", ha remachado.