Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército libanés anuncia el arresto de un dirigente del grupo islamista Brigadas Abdulá Azzam

El Ejército libanés ha anunciado este miércoles el arresto de un dirigente de las Brigadas Abdalá Azzam, el grupo islamista que está detrás del atentado contra la Embajada de Irán en Beirut de noviembre pasado.
"Los servicios de Inteligencia del Ejército han podido detener este miércoles al alba al terrorista y responsable de las Brigadas Abdalá Azzam, Jamal Daftardar, tras registros realizados en una de las localidades del valle de la Bekaa", ha informado el Ejército en un comunicado recogido por la agencia oficial libanesa NNA.
"Durante la operación, una persona armada ha sido abatida tras amenazar a los soldados con una granada", ha añadido el portavoz del Ejército, precisando que ya se ha comenzado a "interrogar al detenido, bajo la supervisión de la justicia competente".
El anuncio del arresto después de que este martes el grupo islamista libanés, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, prometiera ejecutar nuevos ataques contra Irán y el partido-milicia chií libanés Hezbolá, apenas dos semanas después de la muerte de su líder, Majed bin Muhamad al Majed, mientras permanecía bajo custodia de las autoridades libanesas.
NUEVOS ATAQUES
"El proyecto del líder será mantenido con nuevos ataques contra Irán y su partido --en referencia a Hezbolá-- incluso después de su muerte", ha indicado la formación a través de un comunicado publicado en la red social de microblogging Twitter.
En el mismo, ha agregado que entre los objetivos del grupo figuran "defender a la comunidad suní" y "atacar a los opresores judíos", en referencia al Gobierno de Israel, tal y como ha recogido el diario libanés 'The Daily Star'.
"Al Majed falleció tras sentar las bases de un proyecto ambicioso y tras años de entrenar a hombres capaces de continuarlo tras su muerte", han manifestado las Brigadas Abdulá Azzam. Asimismo, han asegurado que su fallecido líder supervisó "personalmente" el atentado ejecutado en noviembre contra la Embajada iraní en Beirut, en el que fallecieron más de 30 personas.
Por otra parte, el grupo ha asegurado que Al Majed, que sufría problemas de riñón, permaneció en coma desde su entrada al país el 4 de diciembre para conseguir tratamiento y ha destacado que Hezbolá "no fue capaz de localizarle hasta que fue arrestado el 27 de diciembre tras informarse sobre su enfermedad".
Las Brigadas Abdulá Azzam han acusado al partido-milicia libanés de retirarle la respiración asistida mientras permanecía bajo custodia en un hospital libanés y han recalcado que el Ejército trabaja "de cerca" con Hezbolá.
Las autoridades libanesas anunciaron la semana pasada que el informe forense ha confirmado que Al Majed falleció a consecuencia de una enfermedad, al tiempo que anunció su repatriación a Arabia Saudí una vez que finalicen los procedimientos legales. Al Majed falleció por lo que el Gobierno describió como "causas naturales debidas a un deterioro de su situación médica".
Las Brigadas fueron fundadas en 2009 y se cree que tienen combatientes tanto en Líbano como en la península Arábiga. Su nombre recuerda a un colaborador palestino del exlíder de la organización terrorista Al Qaeda Usama bin Laden muerto por la explosión de una bomba en 1989. La unidad libanesa lleva como nombre Ziad al Jarrah, un libanés que participó en los atentados del 11-S en Estados Unidos.
En 2009, Al Majed fue condenado en ausencia en Líbano a cadena perpetua por su pertenencia a otro grupo terrorista, Fatá al Islam, también inspirado en Al Qaeda. Las Brigadas Abdulá Azzam son consideradas desde el año pasado como una organización terrorista por Estados Unidos.