Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encierra a su hijo en un armario durante cuatro años

Encerrado en un armario durante cuatro años. Una mujer ha sido arrestada después de que su hijo de 14 años la denunciara por mantenerlo prisionero en su casa, la mayor parte del tiempo, dentro de un armario. El chico presentaba numerosas cicatrices, estaba desnutrido y  con señales de violencia, según fuentes de la policía de Oklahoma.
"Estaba hambriento y sucio, con numerosos arañazos en su cuerpo. Fue muy triste", dijo el sargento Gary Knight, según publica el periódico 'The huffingtonpost'.
El chico fue trasladado de inmediato a un hospital para ser examinado. Después de varias entrevistas con la policía las autoridades arrestaron el pasado sábado a la madre del menor, LaRhonda Marie McCall, de 37 años, y a su amigo Steve Vern Hamilton, de 38 años, por veinte causas de abuso infantil y negligencia.
Ambos quedaron detenidos y se les impuso el pago de 400.000 dólares como fianza.
El adolescente, que sólo vestía un par de pantaloncillos que le quedaban grandes sujetados con una correa, se le acercó a un guardia de seguridad de la Guardia Nacional el viernes por la tarde y preguntó por la estación policial más próxima porque deseaba reportar que era objeto de abuso, indicó la policía en su reporte.
Le dijo a la policía que las cicatrices en el abdomen y el torso eran porque le habían rociado con alcohol y le habían prendido fuego. Otras cicatrices se debían a que había estado amarrado, le habían pegado con un cordón eléctrico y asfixiado, le dijo el adolescente a la policía.
"Tiene cicatrices en casi todo el cuerpo", señaló Knight. "Prácticamente desde los pies hasta la cabeza", agregó. El chico le dijo a la policía que llegó al área de Oklahoma City procedente de Nueva Jersey hace cuatro años y medio después que su madre salió de la cárcel.
Desde que llegó a Oklahoma, nunca fue a la escuela y pasó la mayor parte del tiempo encerrado en el armario de un dormitorio. Se ignoran los detalles de cómo logró escaparse de su encierro.