Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ennahda espera formar gobierno en diez días y asegura que habrá mujeres, "tanto si llevan velo como si no"

El partido islamista tunecino Ennahda, vencedor en las elecciones parlamentarias del pasado domingo, anunció este viernes que ya ha iniciado las negociaciones para la formación de un gobierno de coalición en un plazo máximo de diez días y aseguró que habrá mujeres en el próximo ejecutivo, "tanto si llevan velo como si no".
En su primera rueda de prensa desde la victoria electoral de su partido, el líder de Ennahda, Rachid Ghannouchi, anunció que ya ha iniciado las negociaciones con otros partidos con vistas a la formación de un gobierno de coalición y aseguró que el próximo ejecutivo cumplirá con su compromiso de dejar redactada una nueva Constitución en el plazo de un año y respetará todos los tratados internacionales suscritos por Túnez.
Rachid Ghannouchi afirmó también que su gobierno no intentará modificar los hábitos de vida de los tunecinos ni impondrá el velo islámico a las mujeres --el hiyab--, porque, declaró, "todos los intentos en otros Estados árabes por imponer a las mujeres el 'hiyab' han fracasado y han producido el resultado contrario". En todo caso, aseguró, "sin duda" habrá mujeres en el próximo ejecutivo, "tanto si llevan velo como si no lo llevan".
Por su parte, el secretario general de Ennahda, Hamadi Jbeli --quien podría ocupar el cargo de primer ministro--, indicó en la misma rueda de prensa que la prioridad de las negociaciones para la formación de gobierno será la recuperación de la economía del país y que el objetivo de su partido es "acelerar la formación del nuevo gobierno", lo cual "tardará entre una semana y diez días".
"Estamos abiertos a las inversiones vengan de donde vengan y nos comprometemos a respetar los intereses de los inversores y a preparar un clima propicio sin corrupción", declaró Ghannouchi.
SIDI BOUZID
Ghannouchi denunció también que los incidentes registrados en las últimas horas en la ciudad de Sidi Bouzid (centro) han sido provocado por elementos próximos al derrocado presidente Zinedine al Abidine Ben Alí y pidió a "todos los tunecinos" que rechacen la violencia.
"Ennahda insta a los tunecinos a impulsar juntos el diálogo y a rechazar la violencia", manifestó. "Acusamos a la gente del RCD (Reagrupación Constitucional Democrática, el antiguo partido de Ben Alí) de incitar a la violencia en Sidi Bouzid", prosiguió. "Sidi Bouzid será una prioridad en nuestro programa de desarrollo", aseguró.
El Gobierno tunecino ha impuesto el toque de queda nocturno en Sidi Bouzid --la ciudad en que comenzaron las manifestaciones que culminaron con la caída de Ben Alí-- a causa de las violentas protestas que estallaron anoche y que han continuado este viernes tras conocerse los resultados electorales.
Las protestas comenzaron tras la anulación de los votos conseguidos por el partido Lista Popular en seis distritos electorales debido a las irregularidades en la financiación de la campaña. Lista Popular, liderada por el empresario Hachmi Hadmi (antiguo aliado de Ben Alí), ha sido la formación más votada en Sidi Bouzid, capital de la provincia homónima.