Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España condena la violencia registrada en el campamento de Ashraf y pide al Gobierno que lo investigue

El Gobierno español ha expresado este miércoles su "condena" por la "violencia" registrada en el campamento de refugiados iraníes de Ashraf, que el pasado sábado sufrió un ataque que acabó con la vida de más de 50 refugiados.
"España condena la violencia que ha acabado con la vida de numerosos refugiados en el campo de Ashraf, en Irak. El Gobierno de España envía sus condolencias a los familiares de las víctimas, y desea una pronta recuperación a los heridos", ha indicado, en un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores.
"España manifiesta su deseo de que las autoridades iraquíes y la Misión de Naciones Unidas de Asistencia a Irak culminen una investigación que permita llevar a los culpables de estos hechos ante la justicia", ha afirmado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo, que ha incidido en la "importancia" de que las autoridades "garanticen la protección de la población refugiada".