Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España condena el ataque contra una escuela de la UNRWA y pide a Israel que minimice las bajas civiles

El Gobierno de España ha manifestado que "condena rotundamente el bombardeo" israelí contra una escuela de la UNRWA que acabó el domingo con la vida de diez personas, una de ellas un niño, al tiempo que ha emplazado a las Fuerzas Armadas de Israel a "intensificar sus esfuerzos" para "evitar" la pérdida de vidas civiles.
"España transmite sus condolencias más sentidas a los familiares de las víctimas", ha afirmado en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, que ha recordado que "este gravísimo ataque es el tercero en el que se ha visto afectado un centro de Naciones Unidas en la Franja de Gaza, donde se encuentran refugiados miles de palestinos".
"España reitera su llamamiento urgente a que se respete estrictamente el Derecho Internacional Humanitario y, muy especialmente, la obligación de evitar causar daños a la población civil, así como a respetar la inviolabilidad de los locales de Naciones Unidas, organización a la que agradece su ingente labor en la protección de los civiles palestinos", ha afirmado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo.
El Ministerio de Asuntos Exteriores español ha incidido en que las Fuerzas Armadas de Israel "deben intensificar sus esfuerzos a la hora de evitar la pérdida de vidas inocentes". "El Gobierno de España urge a establecer inmediatamente una tregua y a emprender las negociaciones que permitan alcanzar un alto el fuego urgente y duradero y reafirma una vez más su apoyo a la iniciativa del Gobierno egipcio y del secretario general de Naciones Unidas en este sentido", ha explicado.
Por último, el Gobierno ha dejado claro que "España continuará trabajando junto a sus socios de la Unión Europea" para "la consecución" de la "anhelada paz" entre israelíes y palestinos en Oriente Próximo.