Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pide a Mogherini directrices para garantizar eficacia de la cláusula de defensa mutua

El pleno del Parlamento Europeo ha respaldado el apoyo unánime de los Estados miembros a Francia, que invocó por primera vez la cláusula de defensa mutual de los Tratados de la UE tras los atentados terroristas del 13 de noviembre en París reivindicados por el Estado Islámico, pero ha reclamado a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, que prepare directrices para garantizar su eficacia en futuros casos en una resolución aprobada este jueves por 406 votos a favor, 212 en contra y 51 abstenciones.
Los eurodiputados han manifestado preocupación por el hecho de que la ayuda bilateral ofrecida hasta ahora en base a la cláusula de defensa mutua -que piden a los Estados miembro mantener el tiempo que sea necesario-- no será posible para todos los Estados miembro y han planteado que éstos aprovechen al máximo a las instituciones de la UE como facilitadores.
Así, han lamentado la falta de directrices sobre cómo debe funcionar la cláusula de defensa mutua de la UE y ello ha llevado a los Gobiernos europeos a promover medidas ad hoc y por ello reclaman que Mogherini presente acuerdos prácticos para garantizar una respuesta colectiva "eficaz" para responder a casos futuros en circunstancias similares, que permita evitar medidas ad hoc e implique a las instituciones de la UE.
Los eurodiputados defienden que la invocación de Francia del artículo 42.7 de los Tratados de la Unión, que estipula que "si un Estado miembro es víctima de una agresión armada en su territorio, los otros Estados miembro tendrán una obligación de brindarle ayuda y asistencia por todos los medios", constituye "una oportunidad única" para promover "una Unión de la Defensa Europea fuerte y viable", que esté "lista para hacer frente a las extraordinarias amenazas de seguridad internas y externas".
En el texto, reclaman a los Estados miembros que exploren vías para promover una cooperación más eficaz entre ellos para gestionar las fronteras y mejorar la inteligencia sobre los terroristas sospechosos y el movimiento de armas y explosivos y respaldan la posibilidad de crear un cuartel general cívico-militar para preparar planes de contingencia para garantizar la defensa colectiva.
El portavoz de los Conservadores británicos en la Eurocámara, Geoffrey Van Orden, defendió en el debate previo al voto de la resolución "asistir a Francia" pero reclamó "no intentar avanzar en ambiciones de la UE extraviadas" como estructuras de cooperación permanente para la defensa europea tras dejar claro que la OTAN es "indispensable".
La Izquierda Unitaria Europea y los Verdes también se mostraron en contra de la activación de la cláusula de defensa mutua de la UE, junto con los tories, frente al mayor respaldo de los 'populares' europeos, los socialistas y liberales.
Así, el eurodiputado de Izquierda Unida, Javier Couso, ha dejado claro que "un atentado terrorista no es un acto de guerra" como defendió Francia para invocar la cláusula de defensa mutua de la UE y su activación "en vez de solucionar, aviva el fuego y convierte a la UE en una alianza militar" y supone "un fraude al derecho internacional" y la vuelta a "la lógica de la guerra contra el terror" promovida por el expresidente estadounidense George Bush.
Esta política de Bush, subrayó la eurodiputada verde sueca Bodil Valero, "lo único que hizo fue crear más terrorismo", al tiempo que ha defendido que invocar la cláusula europea supone "un precedente muy peligroso" porque el Estado Islámico "no es un Estado". "No queremos una escalada de la militarización en la Unión", aseguró.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, recordó a los países de la Unión Europea sus "obligaciones legales" de prestar apoyo a Francia tras su invocación del artículo 42.7 de los Tratados de la UE aunque rechazó la posibilidad de una operación de la UE contra el Estado Islámico como tal.
Sólo una minoría de países ha prestado un apoyo expreso a Francia. Reino Unido se ha sumado a las operaciones de bombardeo en Siria, mientras que otros como Alemania y Suecia ha le ha prestado apoyo logístico. Alemania también reforzó su participación en la misión de la ONU en Malí.