Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eurodiputados piden suspender las negociaciones con Mercosur por la falta de legitimidad del Gobierno de Brasil

Una treintena de eurodiputados ha reclamado este lunes la suspensión de las conversaciones entre la UE y Mercosur sobre un acuerdo de libre comercio por la "falta de legitimidad" del nuevo Gobierno de Brasil y al considerar que no se debe negociar con un Ejecutivo interino, a la vez que han instado a apoyar la restauración del orden democrático del país sudamericano.
"Estamos convencidos de que los acuerdos comerciales deben siempre centrarse en la dignidad de las personas y en los derechos humanos, y no deben nunca priorizar el beneficio privado al bienestar de la gente. Sin embargo, en estas líneas queremos compartir nuestras profundas preocupaciones sobre la legitimidad del proceso", aseguran en una carta enviada a la Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.
La misiva esta firmada , entre otros, por Xabier Benito, Tania González, Lola Sánchez, Miguel Urbán y Estefanía Torres (Podemos), Marina Albiol, Javier Couso y Paloma López (IU), Josu Jauristi (Bildu), Jordi Sebastiá (Compromís), Lidia Senra (AGE), Josep-Maria Terricabras (ERC) y Ernest Urtasun (ICV).
En este sentido, el texto argumenta que el acuerdo entre la UE y Mercosur será un pacto comercial "amplio" que tendrá "importantes consecuencias" tanto para ciudadanos europeos como para los países que forman Mercosur. Por ello, defienden que es "extremadamente necesario" que los actores involucrados "tengan legitimidad democrática".
"En vista de la situación política en Brasil, dudamos de que este proceso tenga la legitimidad democrática necesaria para una cuestión de tal magnitud", advierte la carta.
En concreto, recuerdan que Dilma Rousseff fue elegida democráticamente y apuntan que ha sido sentenciada "por un Congreso enfermo de corrupción y claramente orientado por "propósitos espurios". "El proceso culminó en un golpe suave en forma de 'impeachment'. Sin embargo, no hay cargos criminales contra Rousseff", insisten los eurodiputados firmantes.
"Consideramos esencial el respeto a la voluntad de la sociedad brasileña, que reeligió a la presidenta Rousseff en 2014. El mandato de Dilma Rousseff sólo puede ser sustituido de un modo democráticamente aceptable: las elecciones", sentencia la misiva.