Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exculpan al presidente Colom del crimen del abogado Rosenberg

El titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el jurista español Carlos Castresana, exoneró este martes de responsabilidad al presidente de este país, Alvaro Colom, en el crimen del abogado Rodrigo Rosenberg.
"En las investigaciones que hemos realizado, no hemos encontrado ningún indicio de la participación del presidente" en el crimen, perpetrado el 10 de mayo de 2009, declaró Castresana en una rueda de prensa, tras sostener que el propio abogado planificó su asesinato.
"Rosenberg, que era una persona honorable, sabía lo que hacía, actuó solo, no conspiró con nadie y a nadie le dijo lo que iba a hacer", agregó el titular de la Comisión, auspiciada por Naciones Unidas.
El jurista español afirmó que "no hubo ninguna conspiración" para implicar al presidente, y que en las conclusiones hasta lo que se conoce, que consideró "evidentes", el presidente y su esposa, Sandra Torres, aparecen libres de responsabilidad.
En un vídeo póstumo de Rosenberg, el letrado implicó en su posterior muerte al presidente de Guatemala y a su esposa, así como al secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos, y al empresario Gregorio Valdez, entre otros.
"Si usted está viendo este mensaje es que yo, Rodrigo Rosenberg Marzano, fui asesinado por el secretario privado de la Presidencia, Gustavo Alejos, y su socio Gregorio Valdez, con la aprobación del señor Alvaro Colom y de Sandra de Colom", dice el vídeo que dejó el abogado.
Castresana dijo que ese vídeo "no es ninguna prueba, sino sólo una denuncia", aunque añadió que sólo el abogado "sabía lo que hacía".
Por el asesinato de Rosenberg están detenidas once personas como supuestos autores materiales, mientras que dos empresarios y un guardaespaldas, acusados de inductores, se encuentran prófugos de la justicia.
Rosenberg encargó su asesinato
Castresana aseguró que Rosenberg encargó su propio asesinato. En una rueda de prensa, Castresana, jefe del organismo que dirige las investigaciones, afirmó que, según las pesquisas, fue el propio Rosenberg "el que decidió ponerle fin a su vida" el 10 de mayo de 2009. "El que dio la instrucciones (de su asesinato) fue el mismo Rosenberg", enfatizó el jurista.
Anotó que el abogado pidió a sus primos, los empresarios Francisco José y José Estuardo Valdés Paiz, que se ocuparan de una ejecución y, sin saberlo, se convirtieron en autores intelectuales del asesinato de Rosenberg.
Castresana explicó que fueron los hermanos Valdés los que le pidieron a uno de sus guardaespaldas, identificado como Nelson Wilfredo Santos Estrada, que buscara a unos sicarios para la ejecución, sin saber que la víctima era Rosenberg.