Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en DDHH de la ONU y de la OSCE piden a Estados Unidos el cierre inmediato de Guantánamo

Un grupo de expertos en Derechos Humanos de la ONU y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha instado este lunes al Gobierno de Estados Unidos a cerrar inmediatamente el centro de detenciones de la Bahía de Guantánamo en Cuba.
En una carta abierta publicada al cumplirse 14 años de la instalación del centro penitenciario, los especialistas también han reclamado fin a la impunidad relacionada con las violaciones de las leyes humanitarias y de Derechos Humanos durante la llamada "guerra global contra el terror".
En este sentido, han subrayado que Estados Unidos "debe limpiar su propia casa" y han instado al país a acabar con el oscuro capítulo de las medidas adoptadas tras los ataques del 11-S en respuesta al terrorismo.
El texto añade que todos los implicados, incluyendo al más alto nivel de autoridad, deben ser considerados "responsables de ordenar o ejecutar entregas extrajudiciales, detenciones secretas, detenciones arbitrarias de civiles y las llamadas técnicas de interrogatorio mejoradas".
Los expertos han recordado que cerca de un centenar de detenidos todavía se encuentran en Guantánamo después de años de detención arbitraria sin juicio, fuera del Estado de Derecho y de los tribunales estadounidenses, a pesar de la orden ejecutiva emitida por el presidente Barack Obama en enero de 2009 para liberarlos o transferirlos y cerrar la instalación en el plazo de un año.
La carta la firman los relatores de la ONU sobre tortura, Juan Méndez; sobre la independencia del poder judicial, Mónica Pinto; el líder del grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias, Seong-Phil Hong; además del director de la oficina para instituciones democráticas de la OSCE, Michael Georg Link.