Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos de la UE y Estados Unidos discuten la amenaza de los combatientes y el uso de pasaportes falsos

Expertos de seguridad de la Unión Europea y de Estados Unidos discutirán en los próximos tres días en La Haya cómo atajar la amenaza terrorista que representan el retorno de los combatientes extranjeros y el uso de pasaportes fraudulentos pero también la inmigración y el control de fronteras.
Ambas partes discutirán la inmigración, el control de fronteras, la lucha antiterrorista y contra el crimen organizado y en particular la identificación de amenazas en puntos de entrada, el fraude en la identidad y pasaportes utilizados, así como las investigaciones financieras para combatir el problema de los combatientes extranjeros y el crimen organizado y la confiscación de sus activos. También abordarán la obtención de pruebas electrónicas en su contra.
El Gobierno de Estados Unidos anunció a finales del año pasado un endurecimiento de los controles de vigilancia sobre los viajeros procedentes de los 38 países incluidos actualmente en el Programa de Exención de Visado (VWP) --entre ellos figura España-- como respuesta a los atentados del 13 de noviembre en París, que fueron reivindicados por el Estado Islámico y cuyos comandos utilizaron varios pasaportes falsos.
Expertos de más de 20 agencias y administraciones de la Unión Europea y de Estados Unidos participarán por primera vez en un taller organizado por la Misión de Estados Unidos ante la UE y la Comisión Europea y que acoge la agencia de cooperación policial europea Europol, en La Haya, entre el 21 y 23 de marzo.
Por parte de Estados Unidos, participarán representantes del Departamento de Seguridad Interior, Justicia, de la Oficina de Investigación Federal (el FBI), la Agencia de Seguridad de Transporte y de Aduanas y Protección Fronteriza y, por parte europea, acudirán expertos de las unidades de investigación financiera, policías, agentes de fronteras y de los servicios de inteligencia.