Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos advierten de que los análisis de orina son más efectivos que los de sangre a la hora de detectar el zika

Varios expertos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han emitido un informe en el que explican que la orina es más precisa que la sangre a la hora de diagnosticar la presencia el virus del zika.
Según explican, el virus desaparece de la sangre en los cinco días después de que aparezcan los síntomas; esto supone que los análisis de sangre en los que se busca material genético a través de la reacción en cadena de la polimerasa --conocidos como análisis PCR, por sus siglas en inglés--, pueden resultar negativos después de este periodo, a pesar de que la persona esté infectada.
No obstante, los restos del virus sí se pueden detectar en la orina durante una semana más, indica el estudio, recogido por 'USA Today'.
En un estudio, realizado en 53 personas a las que se les extrajo sangre, saliva y orina el mismo día, indica que el 92 por ciento de las muestras dieron positivo en el virus, frente al 81 por ciento de las muestras de saliva y el 51 por ciento de las de sangre.
En base a estas investigaciones, los Centros han modificado sus recomendaciones para diagnosticar la presencia del virus a través de análisis de orina, realizables antes de 14 días después de que aparezcan los síntomas del virus. Si los síntomas aparecen en menos de una semana, el epidemiólogo Marc Fischer recomienda, no obstante, realizar ambas pruebas.
En aquellos casos en los que los síntomas aparecen más de dos semanas después pueden realizar una prueba alternativa que busca la presencia de anticuerpos del zika. En este caso, los resultados tardan más en conocerse y pueden llegar a ser inexactos en pacientes que hayan estado infectados del virus del dengue.
Sólo en torno al 20 por ciento de los pacientes infectados experimentan síntomas, que van desde las erupciones cutáneas a la fiebre, pasando por dolores de cabeza, de articulaciones y conjuntivitis.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en febrero la emergencia mundial el brote del virus del zika que se ha extendido por varios países de América Latina, afirmando que existen indicios suficientes para acelerar la adopción de medidas y las labores de investigación.