Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ministros de Exteriores de la UE avanzarán el lunes hacia las sanciones por el bloqueo del Gobierno de unidad

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE darán luz verde el lunes a avanzar con sanciones contra dirigentes libios que perjudican la formación de un Gobierno de unidad nacional, salvo sorpresas de última hora si hay avances sobre el terreno, según han avanzado varias fuentes diplomáticas.
"Hay una fuerte convergencia, pero dependerá de lo que haya ocurrido sobre el terreno" en Libia, han explicado fuentes diplomáticas. "La amenaza de sanciones no tiene efectos de disuasivos ya", han justificado las fuentes, que han recordado que los Veintiocho llevan "meses" amenazando con esta posibilidad.
Grecia, Chipre y Malta han mostrado reservas a la posibilidad de que la UE avance en sanciones, sobre todo antes de escuchar el "análisis" de la situación al enviado especial de la ONU para Libia, Martin Kobler, que mantendrá un almuerzo con los Veintiocho el lunes, según han explicado varias fuentes diplomáticas. "Parece que vamos a ser capaces de vencerlas", han explicado otras fuentes.
Francia y Reino Unido han sido los países que más han empujado desde hace semanas para imponer ya sanciones, algo que apoya ahora también Alemania e incluso España e Italia, países que también han mostrado reservas en el pasado para no perjudicar los esfuerzos de mediación sobre el terreno para promover la formación de un Gobierno unitario en Libia, donde la expansión del Estado Islámico preocupa cada vez más en las capitales occidentales.
Si los Veintiocho llegan a "un acuerdo político" el lunes para avanzar con sanciones, se espera que se adopten formalmente "cuando sea oportuno", una vez se hayan preparados los textos jurídicos para congelar los activos financieros y restringir la entrada a la UE del presidente y al primer ministro del Gobierno rebelde de Trípoli, Nuri Abusahmani y Jalifa Al Ghwell, respectivamente, y el presidente de la Cámara de Representantes o el Parlamento legítimo de Tobruk, Aguila Saleh, quien ya rechazó la primera lista de 32 miembros del Gobierno de unidad nacional unitario auspiciado por la ONU y encabezado por el primer ministro designado, Fayez Serraj, según varias fuentes diplomáticas.
Kobler dará hasta el 7 de marzo para tratar de lograr un acuerdo. "Si para entonces no se forma el Gobierno, tiene un plan B. El plan B de Kobler consiste en trasladar la experiencia de Afganistán (*) de crear una asamblea de líderes tribales como alternativa" para tratar de "avanzar en la consecución de estructuras estatales", han explicado fuentes diplomáticas.
La UE ha prometido una ayuda inicial de 100 millones de euros para el nuevo Gobierno de unidad en Libia en cuento se ponga en marcha y también han ofrecido la posibilidad de contribuir a la estabilización y la seguridad del país en función de sus necesidades y petición de las autoridades libias y en coordinación con la misión de la ONU en Libia.
Los Veintiocho estudian opciones como el envío de asesores militares para ayudarles en la protección de edificios gubernamentales e infraestructuras críticas, reactivar la misión de apoyo al control de fronteras paralizada en Túnez por la falta de seguridad sobre el terreno y contribuir a la formación de las fuerzas de seguridad libias, para que ellas puedan combatir la amenaza terrorista del Estado Islámico y que la misión de la UE contra las mafias en el Mediterráneo también forme a los guardacostas libios.
España defiende que la UE tenga preparado "sin demora" un "paquete de asistencia militar" pero en el marco de "una misión civil" para poder ofrecérselo al Gobierno de unidad en cuanto se forme e implique "el despliegue rápido de instructores de policía y del Ejército, expertos en Estado de Derecho, gobernabilidad e institucionalidad, fiscales y jueces".
Fuentes diplomáticas han tachado de "especulación" la posibilidad de lanzar una intervención militar internacional en Libia antes del verano. Estados Unidos, que estudia más ataques aéreos contra el Estado Islámico en el país, se ha mostrado dispuesto a apoyar una eventual intervención bajo el liderazgo de Italia, con otros países como Reino Unido y Francia, aunque Roma de momento ha advertido de que podría "empeorar" ahora los esfuerzos diplomáticos, habida cuenta del rechazo que genera para los libios la presencia de fuerzas militares extranjeras.
IRÁN, SIRIA Y RUSIA
Los ministros de Exteriores de la UE también discutirán el lunes del potencial de cooperación con Irán que se abre tras el acuerdo nuclear sellado en julio y en vísperas de la visita que una delegación de comisarios que encabezará la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, en abril a Teherán para explorar las áreas de interés común. Irán está interesado en reforzar la cooperación en áreas como la energía y comercio, mientras que la UE está interesada en cooperar en cuestiones migratorias, Derechos Humanos y para que sea "un actor regional constructivo" para resolver las crisis en Siria y Yemen, pero también en Irak.
En el caso de Siria, Mogherini también informará a los Veintiocho al inicio de la reunión del acuerdo alcanzado para poner en marcha el alto el fuego y promover el acceso humanitario en el país como paso previo a la reanudación de las negociaciones de paz entre régimen y oposición en Ginebra.
Los Veintiocho discutirán asimismo las relaciones con Rusia y la necesidad de diálogo, aunque no se esperan cambios en la política de sanciones económicas contra Moscú por la crisis ucraniana y cuyo levantamiento está condicionado a la plena aplicación de los acuerdos de Minsk, según han explicado varias fuentes diplomáticas.
ORIENTE PRÓXIMO
El ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, informará por su parte a sus colegas de la iniciativa de París para celebrar "de aquí al verano" una Conferencia Internacional para relanzar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos de cara a lograr una solución de dos Estados, iniciativa que apoya España, que ya propuso hace tiempo la necesidad de volver a convocar una conferencia internacional. La idea es que haya una reunión de ministros de Exteriores de los países de la UE, Estados Unidos y los países árabes en abril pero sin israelíes y palestinos y en julio, antes del verano, otra reunión con ellos, según han avanzado fuentes diplomáticas.
Los Veintiocho también cortarán el lunes la ayuda directa al Gobierno de Burundi ---no así la ayuda a la cooperación que beneficia a la población ni a las ONG-- en respuesta a la falta de avances para poner fin a la crisis política y las violaciones de Derechos Humanos en el país, aunque indicarán una serie de acciones que, si cumple, permitirían reanudarla y darán el primer paso de cara a lanzar una misión militar para entrenar a las fuerzas armadas de República Centroafricana, con la aprobación de un concepto de gestión de crisis para la operación y que requeriría "menos de 200" efectivos europeos, según fuentes diplomáticas.