Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FBI investiga un mensaje en Internet del psiquiatra de Fort Hood

El origen de Hasan, un musulmán de origen palestino, ha provocado especulaciones sobre si el ataque fue un acto premeditado de terrorismo. Foto: Timesonline.comtelecinco.es
Los investigadores tratan de comprender por qué un psiquiatra del Ejército de EEUU ha matado a doce personas en un tiroteo en una base militar en Texas. Se investiga un mensaje en Internet atribuido al comandante Nidal Malik Hasan donde parece explicar los motivos de la matanza. En él, compara el sacrificio de los terroristas suicidas islamistas con los militares estadounidenses.
Doce personas han muerto  y más de 30 han resultado heridas cuando el comandante Nidal Hasan Malik abrió fuego en la base militar de Fort Hood. Malik fue disparado cuatro veces y se encuentra inconsciente y con ventilación asistida. La oficial que le disparó también está en el hospital.
Investigado por el FBI
Según explica Timesonline.com, el origen de Hasan, un musulmán de origen palestino, ha provocado especulaciones de inmediato sobre si el ataque fue un acto premeditado de terrorismo.
El comandante Hasan despertó la atención del FBI después de que un usuario llamado NidalHasan comparara, en la página web Scribd.com, la acción de un soldado estadounidense que se lanzó sobre una granada en Irak para salvar a sus compañeros con la de los islamistas suicidas.
"Intencionadamente se quitó la vida (suicidio) por una causa noble, es decir, salvar la vida de su soldado. Decir que este soldado se suicidó es inapropiado. Es más apropiado decir que es un héroe valiente que sacrificó su vida por una causa más noble", escribió NidalHasan.
"Los eruditos han comparado esto con los terroristas suicidas cuya intención, a costa de sacrificar sus vidas, es ayudar a salvar a los musulmanes de morir a manos de soldados enemigos. Si un atacante suicida puede matar a 100 soldados enemigos, porque fueron sorprendidos con la guardia baja, sería considerada una victoria estratégica", analizaba.
Hasan, de 39 años, cuyo trabajo consistía en orientar a los soldados que sufrían estrés postraumático después de estar tras regresar de misiones en el extranjero, había librado una campaña larga y sin éxito para no ser destinado a Irak. Un primo ha explicado que consideraba ese destino como "su peor pesadilla".
Duelo en la base
Como dijo el Presidente Obama en su primera declaración sobre la masacre, los asesinatos son "horribles" por haber ocurrido en una base militar en suelo americano.
Las banderas de las iglesias y de los cementerios de los alrededores de Fort Hood permanecen a media asta. Los ocupantes de la mayor base militar de Estados Unidos tratan de comprender los asesinatos.