Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares de los desaparecidos en el naufragio acusan al Gobierno de no hacer lo suficiente para rescatarles

Aseguran que ha desplegado menos buques y helicópteros de los que anuncia
Familiares de cientos de desaparecidos en el naufragio del ferry 'Sewol' en aguas de la costa meridional de Corea del Sur han acusado al Gobierno de no estar haciendo lo suficiente para rescatar a sus seres queridos, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.
"Estamos haciendo este llamamiento con lágrimas porque estamos tan enfadados con la forma en que el Gobierno están llevando esto", ha asegurado un portavoz de las familias, en su lectura de un comunicado conjunto preparado en el gimnasio de la isla de Jindo en el que están esperando a tener noticias sobre sus allegados.
"Nuestros niños deben estar gritando auxilio desde debajo del agua", han afirmado los familiares en su comunicado. Hasta este sábado, el Gobierno ha confirmado que 28 han fallecido, 179 han sido rescatadas y 268 continúan desaparecidas, de un total de 475 personas que viajaban en el barco, de los cuales 325 son estudiantes de un instituto.
Las familias han lanzado una serie de acusaciones contra el Gobierno, incluida la aseveración de que está impidiendo que participen en el rescate buzos de compañías privadas. Además, han asegurado que, en las labores de búsqueda, hay muchos menos buques y helicópteros desplegados que los que el Gobierno asegura haber enviado.
El Ejecutivo ha rechazado todas estas acusaciones. Según Yonhap, el comunicado de las familias refleja la creciente ansiedad que experimentan por el paso del tiempo, que hace disminuir las esperanzas de encontrar supervivientes en el casco del buque. Los buzos ya han logrado entrar en el barco aunque las tareas se están viendo dificultadas por las malas condiciones meteorológicas y del mar.
El Gobierno surcoreano ha tenido que afrontar fuertes críticas por su reacción inicial al naufragio porque no pudo dar cifras concretas del número de pasajeros y se equivocó al informar sobre el número de rescatados y desaparecidos.
La causa del naufragio todavía se desconoce aunque se sospecha que el transbordador chocó con un arrecife o con algún obstáculo que terminó provocando su hundimiento. El naufragio podría llegar a convertirse en el peor siniestro marítimo de Corea, tras el hundimiento de un ferry que en 1994 acabó con la vida de 292 personas.