Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares de los estudiantes normalistas desaparecidos en Guerrero piden que la Policía federal investigue

Una comisión de 18 familiares de los estudiantes normalistas desaparecidos tras los enfrentamientos en Iguala, en el estado mexicano de Guerrero, se han reunido este viernes con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, para reclamar mayor implicación de la Policía Federal.
En la reunión, los familiares han pedido al Gobierno que ordene que la Policía Federal se sume a las labores de rastreo y búsqueda de estudiantes de Ayotzinapa.
Por el momento, 13 de más de medio centenar de desaparecidos ya han regresado a sus casas, según informaron las autoridades de la escuela a la que pertenecen, la Normal de Ayotzinapa del estado de Guerrero, en Iguala. Los responsables del centro estudiantil los dieron por desaparecidos tras los enfrentamientos entre estudiantes y la Policía en la madrugada del 27 de septiembre en Iguala, en los que murieron seis personas y 17 resultaron heridas.
El representante del comité estudiantil de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Uriel Alonso Ortiz, ha confirmado que todavía se desconoce el paradero de otros 43 estudiantes, atendiendo a la lista de nombres que maneja la escuela y que publicaron este lunes en el diario mexicano 'Milenio'.
María Inés Abraham Gaspar, tía del estudiante Abraham de la Cruz, ha dicho que su principal exigencia es que autoridades federales intervengan para encontrar a los estudiantes desaparecidos. Además ha dicho que fueron los policías municipales de Iguala los que se llevaron a los jóvenes, añadiendo que "hay testigos de esto", y que temen que los estudiantes puedan no estar vivos.
El jueves, cerca de 10.000 personas se manifestaron en Chilpancingo en solidaridad de los normalistas de Ayotzinapa y con los padres de los 43 estudiantes que continúan en paradero desconocido.
ATAQUES CONTRA LOS ESTUDIANTES
Desde el pasado lunes, miembros de la Policía estatal, la Procuraduría General de Justicia, la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Salud coordinan la protección de la ciudad de Iguala e investigan los hechos violentos. Autoridades a las que se uniría la Policía Federal si el gobierno acepta la petición de los familiares.
La madrugada del 27 de septiembre policías municipales, apoyados por pistoleros, dispararon contra los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa.
En un segundo altercado en la carretera federal Iguala-Chilpancingo, civiles armados dispararon a los pasajeros de un camión en el que viajaban integrantes del equipo de fútbol Los Avispones. Un ataque que se saldó con la muerte de un pasajero y del conductor.