Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fayad espera que se cree un estado palestino en un plazo máximo de dos años

El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina, Salam Fayad, durante el discurso ofrecido en la Universidad Al Qudstelecinco.es
El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, confió hoy en que los palestinos tendrán un estado en el plazo de dos años.
En un discurso en la Universidad Al Quds con el que respondía al de su colega israelí, Benjamín Netanyahu, la semana pasada, Fayad apeló a la unidad palestina como vía para alcanzar la independencia y dijo que espera que eso ocurra "a lo sumo en dos años".
Para ello, instó a todos los palestinos a "unirse en torno al proyecto de establecer un estado y fortalecer sus instituciones, de forma que el estado palestino sea realidad hacia finales del próximo año (2010) o a lo sumo dentro de dos".
Recordó asimismo la reclamación de que Jerusalén Oriental, donde viven más de 200.000 palestinos y se encuentra la mezquita de Al-Aksa, sea la capital de ese futuro estado.
"Jerusalén Oriental será únicamente la capital de nuestro futuro estado independiente", afirmó el primer ministro, en una clara respuesta a Netanyahu, que en su discurso de la pasada semana aseguró que la ciudad santa no será compartida.
Fayad calificó hoy ese discurso de "vago" y "poco comprometido con la solución de dos estados", fijada en la conferencia de Annapolis de 2007 que reactivó el proceso de paz durante casi un año, aunque sin llegar a una solución.
Las negociaciones quedaron interrumpidas a finales de 2008 por el adelantamiento de las elecciones en Israel, de las que salió como jefe de gobierno Netanyahu.
En línea con la política del presidente de la ANP, Mahmud Abás, Fayad expresó su oposición a reanudar las conversaciones hasta que Israel se comprometa a interrumpir la construcción en las colonias judías de Cisjordania.
"Creo que esta demanda es más acuciante después de que en su discurso Netanyahu tratara de eludir el consenso internacional que exige a Israel cumplir sus obligaciones", sentenció.