Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de Sao Paulo niega que haya una motivación política en la denuncia contra Lula

La Fiscalía de Sao Paulo ha negado este jueves que haya una motivación política detrás de la denuncia presentada contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva por un tríplex que supuestamente habría recibido como regalo de la trama corrupta de Petrobras.
Los fiscales José Carlos Blat, Cassio Conserino y Fernando Henrique Moraes de Araújo han explicado que tenían previsto presentar la denuncia hace varias semanas pero que se ha retrasado por maniobras dilatorias de la defensa de los acusados.
El Ministerio Público ha respondido así al abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, que ha acusado a los fiscales, en concreto a Conserino, de emprender esta acción judicial para manchar la reputación del líder izquierdista.
"Conserino convirtió dos visitas a un departamento en Guaruja en una propiedad oculta", ha criticado el abogado a través de un comunicado, en el que ha pedido al Supremo Tribunal Federal que decida si la jurisdicción corresponde a fiscales estatales o federales.
Los investigadores creen que Lula es el verdadero dueño del tríplex ubicado en el Edificio Solaris, un condominio de lujo de Guaruja, en Sao Paulo, construido por el grupo de ingeniería OAS, involucrado en el escándalo de corrupción de Petrobras.
La Fiscalía ha acusado a Lula de ocultación de patrimonio, blanqueo de capitales y falsedad ideológica. Su mujer, Marisa Letícia, y uno de los hijos del matrimonio, Fábio, han sido acusados de lavado de dinero, de acuerdo con 'Folha'.
El Instituto Lula aclaró en enero --cuando la prensa se hizo eco de las pesquisas-- que el ex presidente "nunca escondió que compró participaciones de Bancoop (la cooperativa) para tener un apartamento en el Edificio Solaris, algo que fue declarado a la Hacienda Pública".
Además, explicó que "para tener el apartamento, tanto de hecho como de derecho, sería necesario pagar la diferencia entre el valor de las participaciones y el valor del inmueble". "Y la familia del ex presidente no ha ejercido ese derecho", subrayó.
La denuncia de Sao Paulo llega después de que el pasado viernes Lula fuera brevemente detenido por la Policía para interrogarlo por su presunta implicación en la red de cobro de sobornos a cambio de contratos de la petrolera estatal.