Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía colombiana abre una investigación contra el ex director de la Policía

La Fiscalía de la Corte Suprema de Justicia de Colombia ha abierto una investigación preliminar contra el ex director de la Policía Nacional, el general Rodolfo Palomino, para determinar su implicación en una supuesta red de prostitución masculina, conocida como 'la comunidad del anillo'.
En los próximos días, se espera que la Fiscalía cite a una entrevista o a un interrogatorio al ex director para que rinda su versión sobre su presunta vinculación con 'la comunidad del anillo', según informa la agencia de noticias Colprensa.
Palomino tendrá que enfrentarse a las acusaciones del coronel Reinaldo Gómez, quien asegura que en 1998 se abrió una investigación disciplinaria en su contra por negarse a las peticiones sexuales del ex jefe del cuerpo de seguridad.
El ex director renunció a su cargo a mediados de este mes después de que la Procuraduría iniciara investigaciones en su contra por tres motivos: la creación de una supuesta red de prostitución masculina en la Policía, presunto incremento patrimonial injustificado y supuestas interceptaciones a periodistas.
No es el primer cargo público que dimite a causa de esta supuesta red de prostitución masculina. El viceministro de Interior de Colombia, Carlos Ferro, también presentó su renuncia después de que saliera a la luz un vídeo que le vincularía con 'la comunidad del anillo'.
La prensa colombiana se hizo eco hace algunos meses de la supuesta existencia de una red de prostitución homosexual de policías, que funcionaría desde 2006 en la Escuela General de Santander, en Bogotá, con el coronel Jerson Jair Castellanos como máximo proxeneta, de acuerdo con 'El Espectador'.
Según testimonios de al menos diez oficiales que fueron analizados por la Fiscalía, altos cargos pedían a cadetes y alféreces que tuvieran relaciones íntimas a cambio de favores, regalos, ascensos o directamente de sumas de dinero que podían alcanzar millones de pesos.