Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía egipcia prorroga la detención de los periodistas Badr y El Sakka

La Fiscalía egipcia ha ordenado renovar durante 15 días la prisión provisional dictada contra los periodistas Amr Badr y Mahmud el Sakka, acusados difundir noticias falsas, provocar reacciones violentas de la población y complot para derrocar al régimen.
Badr y El Sakka fueron detenidos durante un asalto de la Policía a la sede del Sindicato de Periodistas, donde se habían concentrado para denunciar los registros en sus viviendas. Ahora están acusados de estos delitos y de otros como obstrucción a la labor de gobierno, dañar la unidad nacional y la paz social o prepararse para imprimir material para lograr sus objetivos.
Badr es fundador y redactor jefe del portal de noticias Yanair (Enero) y El Sakka trabaja para este medio. Ambos fueron figuras destacadas de la revolución que acabó con el régimen de Hosni Mubarak en 2011 y del movimiento Tamarod, que encabezó las protestas que llevaron al derrocamiento del presidente Mohamed Mursi en un golpe de Estado en 2013.
Recientemente habían publicado información criticando la decisión del Gobierno egipcio de ceder la soberanía de las islas del mar rojo de Tiran y Sanafir, lo que había provocado protestas y movilizaciones.
Tras las detenciones, el Sindicato de Periodistas condenó el "ataque bárbaro y sin precedentes" de la Policía contra estos dos periodistas y exigió la destitución inmediata del ministro del Interior.