Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía declara delito de lesa humanidad y crímenes de guerra los asesinatos de miembros de UP

Fueron obra de paramilitares "en algunos casos en asociación con agentes del Estado", según el fiscal La Fiscalía de Colombia ha declarado este lunes como delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra 34 homicidios cometidos en contra de dirigentes, integrantes y simpatizantes del partido de izquierda Unión Patriótica (UP), entre ellos el asesinato del candidato presidencial Bernardo Jaramillo Ossa y el líder del partido, José Antequera.
Fueron obra de paramilitares "en algunos casos en asociación con agentes del Estado", según el fiscal
La Fiscalía de Colombia ha declarado este lunes como delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra 34 homicidios cometidos en contra de dirigentes, integrantes y simpatizantes del partido de izquierda Unión Patriótica (UP), entre ellos el asesinato del candidato presidencial Bernardo Jaramillo Ossa y el líder del partido, José Antequera.
Según ha explicado el fiscal general, Jorge Fernando Perdomo Torres, "se logró establecer que aquí nos encontramos ante delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra". "Delitos de diferente categoría, como homicidios, desaparición forzada y otros delitos, como el delito de amenazas", ha añadido.
En dicho contexto, la Dirección de Análisis y Contexto de la Fiscalía determinó que estas conductas tendientes a la victimización a nivel nacional de miembros y simpatizantes de Unión Patriótica, fueron casos de exterminio y ejecución general, reiterada y sistemática dentro del conflicto interno.
Asimismo, Perdomo ha confirmado que "se logró determinar que se trata de ataques cometidos por grupos paramilitares, en algunos casos, en asociación con agentes del Estado, ataques generalizados, sistemáticos reiterados contra la población civil, ocurridos entre 1986 y 1996".
RESPONSABILIDAD DE MIEMBROS DEL EJÉRCITO
La hipótesis de la Fiscalía viene avalada por el informe de la Policía Judicial del 31 de marzo de 2011, en el que se señala la presunta responsabilidad de algunos miembros del Ejército Nacional en los hechos investigados.
Asimismo, por el testimonio del coronel retirado Carlos Alfonso Velásquez del 13 de julio de 2011, que indica la presunta responsabilidad de algunos miembros del Ejército Nacional en la comisión de los hechos y sus presuntos nexos con grupos armados ilegales.
También se sustenta en la declaración del exparamilitar Ólmer Naya, en la cual se relaciona a algunos políticos del Urabá en los actos de violencia contra miembros de Unión Patriótica en esa zona del país, así como en la indagatoria de Éver Veloza García, alias 'HH', del 16 de julio de 2014 en la cual acepta por línea de mando la responsabilidad en la comisión de los hechos.
- Declaración de José Ruperto García, alias 'el Gato', del 20 de agosto de 2014 en el cual entre otros da cuenta de la presunta participación del algunos miembros del Ejército Nacional en la comisión de la conducta.
LOS PROCESOS QUE COBRAN VIGENCIA
Al declarar la Fiscalía estos 34 casos como crímenes de lesa humanidad se conseguirá que no prescriban y que continúen en investigación. No obstante, Perdomo ha explicado que "no significa esto que otros casos de miembros o simpatizantes del partido político de la Unión Patriótica no sean considerados como crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra".
"Podrán ser considerados, pero ya el análisis va a ser mucho más fácil, por cuanto ya tenemos totalmente construido el contexto", ha subrayado.
Además, ha recordado que en esta investigación hay casos que se encuentran en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, como la masacre del Aracatazo y el atentado contra Bernardo Jaramillo Ossa.