Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia considera un "enorme error" el bombardeo de la OTAN en Afganistán

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, ha calificado hoy de "enorme error" que debe ser investigado el último bombardeo de la OTAN en Afganistán. En declaraciones a los periodistas antes de participar en la segunda jornada del Consejo informal de ministros de Exteriores que se celebra en Estocolmo, Koucher añadió: "Debemos trabajar con los afganos y no bombardearles, o no sólo bombardearles. Hay que denunciar las responsabilidades e investigarlo".
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo ayer que "aún no está claro" si hubo víctimas civiles en el bombardeo aéreo de anoche en la provincia afgana de Kunduz, y anunció una investigación del caso.
"Hubo un ataque aéreo de ISAF contra los talibanes durante la noche. Un número de talibanes murieron y hay una posibilidad de que también murieran civiles, pero aún no está claro", indicó Rasmussen en una declaración en la sede de la Alianza Atlántica.
El suceso tuvo lugar ayer en la norteña provincia de Kunduz, después de que un grupo de insurgentes robara un camión de combustible, relató a Efe una portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).
Hoy los jefes de la diplomacia europea exploran nuevos métodos para aumentar las capacidades del nuevo Gobierno de Afganistán.
Para Kouchner, las fuerzas de la coalición deben "pagar más a las fuerzas armadas afganas, incrementar el número de soldados, y, tan pronto sea posible, darles la dirección de su propia seguridad".
Según el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, "sin duda la situación (en Afganistán) no es fácil".
En este sentido, mostró su interés por conocer cómo funcionará el nuevo gobierno, tras las elecciones del pasado 20 de agosto.
La UE quiere cooperar con el Gobierno, con el fin de desarrollar las instituciones estatales, y fortalecer el Estado de derecho.
La opinión de los Veintisiete es que "una conferencia internacional en Kabul tan pronto como el nuevo Gobierno tome posesión" sería un buen punto de partida para un pacto entre Afganistán y la comunidad internacional.