Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia expulsa a más de 2.000 refugiados de un campamentos en el norte de París

Las autoridades francesas han expulsado esta madrugada a más de 2.000 refugiados de un campamento establecido desde hace semanas en el área de Porte de La Chapelle, en el norte de París, según han informado la Policía estatal y la Policía de Ile-de-France.
En un comunicado conjunto, sendos cuerpos de seguridad han señalado que más de 2.000 refugiados se habían establecido en el Boulevard Ney y que en la operación de evacuación, llevada a cabo a las 06.00 de la mañana, se han desplegado 350 agentes y un centenar de funcionarios del Estado". En el desalojo ha intervenido la Oficina Francesa de Inmigración e Integración (OFII), la alcaldía de París y las asociaciones Francia tierra de asilo y Emaús.
El secretario general de la prefectura de Ile-de-France, François Ravier, ha estimando que cerca de 2.500 personas han tenido que abandonar el lugar, entre ellos 80 mujeres y 40 menores de edad.
"Estos campamentos ilegales presentan riesgos importantes para la seguridad y la salud tanto de sus ocupantes como de los residentes", ha declarado la Policía de París. La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ha estado presente en el desalojo.
Los medios locales han denunciado las condiciones deplorables de higiene y en espera de ser acomodados y han informado de que los refugiados procedían principalmente de Sudán, Eritrea y Afganistán.
La Policía francesa llevó a cabo otra ronda de expulsiones en la misma zona en el mes de mayo.