Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ménage à trois en el Elíseo

Los franceses tenían marcado este martes 14 de enero como el día de la comparecencia semestral de su presidente en la que probablemente se anunciaba una bajada de impuestos.  Pero será difícil que este tema centre la atención del más de centenar de periodistas acreditados en el  Elíseo tras la hospitalización de la primera dama, la periodista  Valerie Trierweiler, por una depresión al conocer por la prensa la relación de Hollande con la actriz Julie Gayet .

Aunque más del  70 por ciento de los franceses creen que el asunto de la presunta amante de Hollande  es un tema estrictamente privado lo cierto es que las informaciones sobre la salud de Trierweller y los detalles de la supuesta vida paralela de Hollande están abriendo los diarios digitales e impresos en los últimos días. Y no sólo en Francia.
Que la dura actividad de un mandatario francés deja tiempo para el amor no es ninguna novedad. Ahí está el caso del presidente socialista François Mitterrand que mantuvo durante 14 años junto al Elíseo una segunda familia formada por su amante oficial y su  hija Mazarine Pingeot.  El público galo sólo se enteró de su existencia meses antes de que el  presidente de la república falleciera de un cáncer en enero de 1996. Días después, Francia asombró al mundo con un funeral de Estado al que asistieron en igualdad de condiciones y unidos por el dolor, su viuda, su amante y los hijos de ambas.
Tampoco Sarkozy tuvo una presidencia tranquila. Las tensiones con su mujer Cecilia, que  no aguantaba la vida de esposa de presidente derivaron en una sonora ruptura en octubre de 2007 con la entrada glamurosa de nuevas parejas para los dos: el multimillonario Richard Attias para ella y la modelo y cantante Carla Bruni como nueva primera dama.  Cecilia Sarkozy sólo aguantó 5 meses en el Elíseo.
Trierweiler ha resistido 20 meses en primera línea sin ser más que pareja de hecho de Hollande, quien tampoco se casó jamás con su anterior pareja y madre de sus cuatro hijos, la política socialista Segolene Royal. Muchos hablan ya de un cambio de primera dama. De la odiada Trierweiler, que fue amante de Hollande mientras éste estaba con Royal y que ha tenido clamorosas meteduras de pata, a la más joven y  poco internacionalmente conocida Julie Gayet.