Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fujimori es condenado a 25 años de prisión

El ex presidente de Perú ha interpuesto un recurso de nulidad. Vídeo: Atlastelecinco.es
El presidente de la sala, César San Martín, ha declarado que los cargos contra Fujimori están probados "más allá de toda duda razonable".

Fujimori ha sido acusado por su responsabilidad en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, que dejaron 25 muertos en 1991 y 1992, y en los secuestros de un periodista y un empresario en 1992.

San Martín ha precisado que el grupo militar encubierto Colina, autor material de las matanzas, cometió 50 asesinatos en 15 meses de actividad y que el desarrolló una grave actividad para una vez que se conocieron.

El declive de un político

Esta es la primera vez que un ex mandatario elegido democráticamente en América Latina es declarado culpable en su país por violaciones a los derechos humanos.

Fujimori, quien durante gran parte de su mandato (1990-2000) disfrutó de enorme popularidad por haber derrotado a los grupos guerrilleros Sendero Luminoso y el MRTA y además haber estabilizado al país en materia económica, se vio involucrado en graves escándalos de corrupción hacia el final de su mandato, por lo que huyó del país en el 2000 y se refugió en Japón antes de regresar a Perú a enfrentarse a la justicia.

El ex presidente siempre ha defendido su inocencia y se ha escudado en que tuvo que "gobernar desde el infierno", cuando describió cómo se abocó a la lucha contra Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaro (MRTA). gobierno de Fujimori ocultar los hechos
Pero su Gobierno se vio salpicado de denuncias de violaciones de derechos humanos llevados a cabo por el Servicio de Inteligencia liderado por Vladimiro Montesinos, quien también afronta varios juicios por estos delitos y corrupción.

La respuesta de sus seguidores

Seguidores de Alberto Fujimori y sindicalistas se han enfrentado a golpes en los alrededores del tribunal donde se ha dictado la sentencia condenatoria.

Los fujimoristas están concentrados a unos 200 metros de la sala judicial, viendo la lectura de la sentencia por una pantalla gigante, pero reaccionaron con ira cuando se acercó un grupo de la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP) que pide la condena del ex gobernante (1990-2000).

Al cruzarse ambos bandos en la calle, los sindicalistas les gritaron "asesinos" y los fujimoristas les respondieron "terroristas", lo que originó una gresca que terminó con varias personas en el suelo.

La policía peruana presente en la zona separó a ambos bandos y se situó en medio de los dos grupos para evitar nuevos enfrentamientos. RSO