Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares y amigos recuerdan a las víctimas del accidente de Germanwings

Ha pasado un año de la tragedia. El vuelo de la compañía aérea Germanwings, en el que viajaban 150 personas, salía del aeropuerto de Barcelona con destino a Düsseldorf, pero fue dirigido deliberadamente por el copiloto Andreas Lubitz a las montañas de los Alpes para estrellarse. Hoy, 600 familiares y amigos de las víctimas, guardaban un minuto de silencio en el monolito instalado en Le Vernet. Juntos, han peregrinado hasta el punto donde sucedió todo. Una forma de homenajearlos que sirve para "cerrar heridas" y "asumir definitivamente lo ocurrido". En el Cementerio de Le Vernet, una placa sobre una fosa común con los restos no identificados tiene los nombres de todas las víctimas que, como recuerda esta ocasión, nunca serán olvidados.