Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno recalca al ELN que el diálogo se mantendrá "en medio del conflicto"

El Gobierno colombiano ha dejado claro este jueves que el proceso de paz que ha entablado con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se llevará a cabo "en medio del conflicto" y ha reconocido desconocer el número de rehenes que tiene en su poder la que es la segunda guerrilla del país.
La delegación del Gobierno para las conversaciones de paz con el ELN, encabezada por Frank Pearl, ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha dado algunos detalles de las negociaciones que quedaron entabladas con la guerrilla este miércoles.
En ella, Pearl ha resaltado que "ésta es la primera vez en más de 50 años de historia que el ELN firma un acuerdo con el Estado colombiano y particularmente en este acuerdo está escrito cinco veces que el objetivo de lo que estamos haciendo es ponerle fin al conflicto armado".
Para el negociador del Gobierno, el ELN no tiene "absolutamente ninguna posibilidad de tomarse el poder por las armas y de avanzar en las actividades insurgentes" de ahí el que la negociación se vaya a llevar a cabo en medio del conflicto y sin que cesen las operaciones de las fuerzas de seguridad.
"Una de las reglas de juego es que esto se hace en medio del conflicto, somos el Estado, vamos ganando y eso representa una ventaja para nosotros", ha justificado Pearl, recalcando que "hasta que no lleguemos a la firma final, estamos en conflicto y la fuerza pública seguirá combatiendo el crimen, la ilegalidad y protegiendo la vida de los colombianos".
SE DESCONOCE EL NÚMERO DE SECUESTRADOS
Por otra parte, Pearl ha reconocido que el Gobierno no sabe "exactamente cuántos secuestrados tiene el ELN en su poder". El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, advirtió el miércoles a la guerrilla de que el diálogo está condicionado a la liberación de los secuestrados, tras lo cual el ELN liberó horas después a un policía que tenía en su poder.
En este sentido, el jefe negociador ha precisado que "estamos trabajando para solucionar ese tema y poder avanzar en la fase pública". "Es una condición que tiene que cumplirse", ha agregado, incidiendo en que el proceso será diferente del que está en curso con las FARC en La Habana.
En cuanto a los negociadores del ELN, Pearl ha señalado que por el momento las autoridades no han levantado las órdenes de captura que pesan sobre los dirigentes de la guerrilla sino que se les han concedido permisos para que envíen a sus delegados a Venezuela.
"Actualmente hay un permiso para que unos 8 o 9 guerrilleros del ELN puedan estar en Venezuela. En los próximos días se sabrá cuántas órdenes de captura se levantarán", ha puntualizado.
Otro de los negociadores del Gobierno, Jaime Avendaño, ha explicado que se va a utilizar el mismo proceso que se empleó con las FARC. "El Gobierno les va a brindar todas las garantías para participar en el proceso de paz, pero eso no quiere decir que vayamos a permitir que durante la suspensión de las órdenes de captura se haga proselitismo con armas", ha advertido.
"En estos momentos hay unos permisos de tránsito en Venezuela y cuando ya se defina el número de integrantes de la mesa, o sea de la delegación de paz del ELN, procederemos a hacer los otros trámites", ha agregado.