Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno provincial de Jiber se defiende tras la cancelación del acto de presentación del libro de Malala

El Gobierno de la provincia paquistaní de Jiber se ha defendido en la tarde del martes de la oleada de críticas tras la cancelación del libro de la activista Malala Yusafzai, que defiende el derecho de las niñas a acceder a la educación y que sobrevivió en octubre de 2012 a un atentado talibán, y ha dicho que se ha debido a "un problema con el lugar" en el que se iba a celebrar el acto.
El ministro de Información provincial, Shah Farman, ha confirmado que la administración canceló la ceremonia, que se iba a celebrar en la Universidad de Pesawhar, y ha asegurado que "hubo motivo para ello".
Así, ha argüido que el lugar elegido "no era adecuado" para el acto y ha acusado a los organizadores de usar el evento para recaudar dinero para Estados Unidos, según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.
En este sentido, Farman ha indicado que "el Gobierno está preparado para apoyarles (a los organizadores), pero usar instituciones educativas para fines políticos alteraría el ambiente educativo de los estudiantes".
Por su parte, el líder del partido Pakistan Tehrik-i-Insaf (PTI), Imran Jan, ha expresado su pesar por la cancelación del acto. "El PTI --que gobierna en Jiber-- está a favor de la libertad de expresión y de debate", ha sostenido a través de su cuenta en la red social de microblogging Twitter.
Yusafzai recibió en octubre de 2012 dos disparos a manos de un talibán en represalia por sus campañas en favor del acceso de las mujeres a la educación en el país. La joven fue atacada cuando regresaba a su casa desde su escuela, ubicada en Mingora, la principal ciudad del valle del Swat (noroeste del país).
La activista se empezó a hacer popular en 2009 por escribir un blog para la cadena de televisión BBC en urdu en el que contaba cómo era la vida en Swat bajo el dominio de los talibán.
La seguridad en Swat mejoró después de que, en 2009, el Ejército expulsase a los talibán del territorio. Recientemente había empezado a organizar una fundación para conseguir que las niñas pobres pudiesen ir a la escuela.
La adolescente fue galardonada con el Premio Nacional de Paz por el Gobierno paquistaní en diciembre de 2011 por sus valientes servicios para promover la paz en las condiciones extremadamente hostiles de Swat.
Además, el grupo de defensa de la infancia Kids Rights Foundation nominó a Yusafzai para el Premio Internacional Niños por la Paz, convirtiéndola en la primera paquistaní en optar a dicho galardón.