Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno del Kurdistán dice que Bagdad trata con la región "igual que los regímenes anteriores"

El primer ministro de la región semiautónoma iraquí del Kurdistán, Nagervan Barzani, ha sostenido este lunes que el Gobierno central trata con la región "de la misma forma que los regímenes anteriores".
En una rueda de prensa concedida tras una reunión con varios ministros kurdos, Barzani ha indicado que "el sistema federal confirma que la región es responsable de determinar el mecanismo de gastos", al tiempo que ha acusado a Bagdad de "forzar a Erbil sobre cómo comportarse con los presupuestos".
Por último, ha negado que el Kurdistán haya vendido petróleo a precios menores a los fijados en el mercado internacional y ha recalcado que las operaciones de extracción y exportación "son transparentes", según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.
El 14 de enero, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, responsabilizó al Gobierno del Kurdistán del retraso en la presentación de los Presupuestos de 2014 e indicó que Erbil no ha cumplido su compromiso de exportar 400.000 barriles de petróleo al día.
En un comunicado publicado por su oficina, Al Maliki indicó que esta situación ha puesto al Gobierno ante una situación "de desarrollo desconocido a la hora de preparar los Presupuestos".
Por ello, el primer ministro destacó que "es inviable entregar a la región su parte de los presupuestos si no cumple con la entrega de los ingresos correspondientes a la exportación de petróleo acordada".
El Gobierno regional del Kurdistán comenzó a vender petróleo de manera independiente a Bagdad en 2012, primero de la modalidad condensado muy ligero, seguido de la variedad Taq Taq, producido por la petrolera Genel, que cotiza en la Bolsa de Londres.
Estas exportaciones han enfadado al Gobierno de Bagdad, que las considera contrabando dado que las ventas de petróleo son un asunto que compete a la Organización Estatal de Comercialización de Petróleo (SOMO, por sus siglas en inglés).
Las autoridades central y provincial han iniciado conversaciones para alcanzar un acuerdo sobre las exportaciones de petróleo y la distribución de los ingresos, después de que Erbil y Ankara firmaran un contrato energético de varios miles de millones de dólares a fines de noviembre, incluyendo gaseoductos y acuerdos de exploración.
El ministro del Petróleo iraquí, Abdelkarim Luaibi, ha subrayado que Bagdad mantendrá el control sobre los ingresos petroleros. Pese a las amenazas de Bagdad durante al año pasado, el Ejecutivo regional kurdo ha continuado con las ventas de crudo de Shaikan, las primeras exportaciones internacionales de la petrolera Gulf Keystone en Kurdistán, que cotiza en el mercado AIM de la Bolsa de Londres.