Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Nuevo León reduce a 49 la cifra oficial de muertos en el motín en el Penal de Topo Chico

El Gobierno del estado mexicano de Nuevo León ha reducido a 49 la cifra oficial de muertos en el motín registrado en la madrugada de este jueves en el Penal de Topo Chico, en el noreste del país, corrigiendo la información dada horas antes por el gobernador Jaime Rodríguez, que habló de 52 fallecidos.
Miguel Treviño, encargado de la oficina del gobernador, ha añadido que nueve cadáveres no han podido ser aún identificados. Entre ellos, cinco se encuentran calcinados, lo que está dificultando las tareas de los forenses, tal y como detalla el diario mexicano 'Excelsior'.
La Policía Federal ha tomado el control del interior del penal de Topo Chico, mientras que elementos del Ejército Mexicano, Marina Armada de México, Fuerza Civil y Policía ministerial resguardan el exterior de esta cárcel. Las autoridades han procedido también al traslado de algunos reos a otros centros penitenciarios del país.
Rodríguez Calderón dijo horas antes que el motín comenzó a las 23.30 horas del miércoles con "un enfrentamiento" entre dos presos, identificados como Iván N, alias 'El Credo', y Pedro N, alias 'El Z-27', que pertenecerían al Cártel del Golfo y a los Zetas, respectivamente, y se disputarían el control de la prisión, aunque estos últimos datos no han sido confirmados oficialmente.
El gobernador ha insistido en que lo sucedido ha sido un enfrentamiento entre dos grupos de presos y no una fuga de reclusos. La cadena de televisión Milenio ha asegurado que el centro penitenciario, el más antiguo del estado de Nuevo León, tiene una sobrepoblación carcelaria del "21 por ciento".
SE HAN REGISTRADO DETONACIONES E INCENDIOS
Los medios locales han informado de que cientos de familiares se han acercado al penal para averiguar si sus allegados están bien o han fallecido en los altercados. Las autoridades de Nuevo León no han aclarado si los fallecidos son todos presos o si también hay celadores y personal penitenciario entre las víctimas mortales.
Según testigos consultados por diarios locales, en el interior del centro penitenciario se han registrado "detonaciones" e "incendios", así como una "fuerte movilización" policial para poner fin a los altercados.
Los altercados en la prisión han provocado el despliegue en la zona del Ejército, además de agentes de la Fuerza Civil y de la Policía de Monterrey.
Las detonaciones e incendios se han registrado en el Centro de Readaptación Social de la cárcel y han comenzado a medianoche. Desde el exterior de la cárcel, varios testigos han asegurado que han escuchado detonaciones y explosiones, algunas de ellas supuestamente provocadas por granadas de fragmentación. También se han oído consignas gritadas por presos del Centro de Readaptación Social.