Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno nigeriano y WFP aumentan la asistencia a la población afectada por Boko Haram

El Gobierno de Nigeria y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) han ampliado la asistencia a 430.000 personas del norte de Nigeria, una zona muy castigada por la violencia de Boko Haram.
El PMA, gestionado por Naciones Unidas, proporcionará asistencia en forma de alimentos y dinero, además de nutritivos especializados para 64.000 niños menores de dos años con riesgo de malnutrición, en los estados de Borno y Yobo, que son los más castigados por la violencia del grupo terrorista Boko Haram, que además ha jurado lealtad al Estado Islámico.
"Estamos trabajando en un entorno muy complejo. Es una carrera a contrarreloj ya que se acerca el periodo de carestía y de lluvias. Sabemos que a no ser que actuemos rápido y ahora, el hambre se intensificará en los próximos meses", ha declarado la director ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, en la Cumbre Humanitaria Mundial que se está celebrando en Estambul.
Alrededor de 2,5 millones de personas sufren hambre en el noreste de Nigeria y más de 800.000 personas necesitan asistencia alimentaria urgentemente en Borno y Yobe. Un estudio realizado en común por el Gobierno y el PMA ha demostrado que las zonas sufren de un pobre saneamiento, la prevalencia de enfermedades, así como la falta de acceso a alimentos, agua y servicios de salud, lo que podría provocar una hambruna si la ayuda propuesta por la ONU no llega inmediatamente.
Por otro lado, algunas zonas del noreste son inaccesibles para la entrega de asistencia humanitaria debido a la inseguridad. Hay muy pocos datos disponibles sobre las condiciones en las que viven las personas que están en esas zonas.