Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno argentino aumenta los impuestos sobre gasolina y cigarrillos

El Gobierno argentino ha hecho oficiales este lunes la subida de los impuestos sobre la gasolina y sobre el tabaco, lo que ha provocado un incremento inmediato de los precios que en el caso de los cigarrillos alcanza hasta un 40 por ciento más de media.
La gasolina ha subido desde este domingo en torno a un 10 por ciento en previsión del incremento del impuesto que entró en vigor ya el lunes. Por ejemplo, el litro de gasolina súper sobrepasa la barrera de los 17 pesos en la ciudad de Buenos Aires (1 euro) y en el interior oscila en torno a los 20 pesos (1,20 euros), según la prensa argentina.
Este supone el cuarto incremento en lo que va de año de los impuestos sobre los combustibles líquidos, con lo que ha subido un 30 por ciento de precio. Esta última es la subida más acusada que ha autorizado el Gobierno en los precios del combustible, pues las anteriores rondaban el 6 por ciento.
TABACO
En cuanto a los cigarrillos, el impuesto ha subido del 60 al 70 por ciento del precio, mientras que se mantiene la bajada del 21 al 7 por ciento del impuesto adicional de emergencia sobre el precio de venta al público, según la publicación en el Boletín Oficial.
La empresa Massalin Particulares ha anunciado un aumento del 40 por ciento de media en el precio de los cigarrillos que produce tras conocerse esta medida, con lo que el paquete de 20 cigarrillos convencional pasará de costar entre 35 y 43 pesos (entre 2,10 y 2,62 euros). Antes costaba entre 20 y 30 pesos; entre 1,20 y 1,80 euros.
Massalin Particulares también comercializa marcas como Marlboro, cuya cajetilla de 20 unidades pasará de costar 27 a 42 pesos, es decir un 55,5 por ciento más. Esta empresa es la primera y de momento la única en adaptar sus precios al nuevo gravamen, informa el diario 'Clarín'.
Estas medidas se suman a los incrementos impuestos por el Gobierno en el agua, el gas, la electricidad y el transporte desde que asumió la presidencia Mauricio Macri, el pasado 10 de diciembre.
MACRI APELA A LA HERENCIA
El propio Macri ha reconocido que "el sinceramiento" de la economía ha generado "más problemas a la gente", pero ha atribuido la situación a las políticas 'kirchneristas' de los anteriores gobiernos.
"Este sinceramiento hace que muchos problemas le hayan complicado más la vida a la gente, pero lo sabemos, por eso hemos tomado medidas para ayudar a los argentinos a cruzar ese puente que estamos construyendo", ha argumentado.
Así ha recordado que la economía argentina tenía un 700 por ciento de inflación acumulada, que era un país "que no generaba empleo de calidad (desde) hace cinco años", "una economía al borde del colapso".