Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno turco asegura que utiliza la metáfora nazi por el bien de sus "amigos europeos"

El viceprimer ministro turco Numan Kurtulmus ha asegurado que conocen perfectamente lo que significan el nazismo y el fascismo y en ese sentido ha subrayado que cuando emplean estos términos en relación con países europeos lo hacen por el bien de sus "amigos europeos", para que no caigan en la trampa del nazismo.
En Europa "escuchamos las pisadas del fascismo", ha afirmado Kurtulmus en rueda de prensa desde Estambul recogida por los medios turcos en referencia al veto a la participación de ministros turcos en actos políticos en diferentes países centroeuropeos para defender el proyecto de reforma constitucional impulsado por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
En ese sentido, Kurtulmus ha recomendado a los países europeos que "tomen medidas" para frenar el racismo y ha denunciado la actitud "antidemocrática", "contraria a los valores europeos y a los Derechos Humanos", de los países europeos.
Además, se ha referido a las declaraciones de este fin de semana del director del Servicio Federal de Inteligencia (el BND, la agencia de inteligencia exterior) de Alemania, Bruno Kahl, quien restó credibilidad a la implicación de la organización del clérigo Fetulá Gulen en el reciente intento de golpe de Estado turco y dijo que la intentona golpista ha facilitado una amplia purga política.
Para Kurtulmus estas declaraciones son "inaceptables" y ha reprochado igualmente la excesiva presencia de Turquía en los titulares de los medios de comunicación alemanes, lo que ha calificado de injerencia en los asuntos internos de Turquía.
MERKEL PIDE QUE ACABEN LAS COMPARACIONES CON EL NAZISMO
Este mismo lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido a Erdogan que deje de comparar al actual Gobierno de Alemania con el régimen nazi. "Las comparaciones nazis por parte de Turquía deben acabar, sin condicionantes ni 'peros'", ha dicho Merkel en rueda de prensa desde Hanóver.
"Las comparaciones con los nazis son inaceptables, no importa cómo se hagan", dijo unas horas antes la portavoz del Gobierno alemán, Ulrike Demmer, ante las preguntas de los medios de comunicación sobre las últimas declaraciones de Erdogan.
El domingo, durante un discurso pronunciado en Estambul, el presidente turco acusó a Merkel de usar "métodos nazis". "Estás usando métodos nazis contra los hermanos que viven en Alemania y contra mis ministros y diputados", dijo.
Desde el partido de Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), han reclamado disculpas públicas. "Si a Erdogan le queda decencia, debería pedir perdón a la canciller", ha indicado la diputada de ascendencia turca Cemile Giousouf.
Sin embargo, el Gobierno alemán ha subrayado que no tiene previsto emprender ninguna acción para neutralizar las acusaciones vertidas desde Turquía.
La escalada de tensión obedece a la negativa de Alemania, junto a otros países europeos --Países Bajos, Austria y Suiza--, a permitir que políticos turcos protagonicen actos electorales en su territorio de cara al referéndum del próximo 16 de abril.
El Gobierno pretende extender a Europa la campaña por el referéndum constitucional para garantizar la victoria del 'sí'. La nueva Carta Magna concede mayores poderes a Erdogan, pasando de un régimen parlamentario a uno presidencialista.