Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destaca que los resultados de los bancos galos están entre los "más sólidos" de la eurozona

C.R.H. Caisse de Refinancement de l'Habitat suspende el examen, pero ya ha captado el capital necesario
El Gobierno francés ha destacado que las entidades galas han superado en su gran mayoría el examen elaborado por el Banco Central Europeo (BCE) con unos resultados que se encuentran entre "los más sólidos de la zona euro", pese al suspenso de C.R.H. Caisse de Refinancement de l'Habitat.
En concreto, las trece entidades francesas analizadas han alcanzado el mínimo de capital del 5,5% exigido en el escenario adverso. Sin embargo, C.R.H. Caisse de Refinancement de l'Habitat no ha logrado superar el 8% marcado para el escenario base y la revisión de calidad de los activos, al situarse su ratio en el 5,7% en ambos casos, aunque ya ha captado el capital necesario en los primeros meses de 2014.
El gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, señala que estos "muy buenos resultados" ponen de relieve el modelo universal de los bancos franceses, la diversificación de sus actividades y su gestión rigurosa de los riesgos, lo que les permite presentar "unas cuentas sólidas, capaces de resistir impactos muy severos".
Por su parte, el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, destaca que los resultados obtenidos en las pruebas indican que las entidades galas cuentan con los medios para apoyar a las empresas del país en su desarrollo.
"Doy la bienvenida a esta demostración de la solidez de los bancos franceses, que les permite garantizar la financiación de las empresas y los hogares y continuar con sus esfuerzos para apoyar la inversión y el crecimiento", agrega.
Respecto al ejercicio, Sapin resalta que se ha tratado de una evaluación "sin precedentes", tanto por el número de bancos analizados como por su carácter "riguroso", ya que al test de estrés se le ha acompañado de una "minuciosa" revisión de la calidad de los activos.
En este línea, subraya que suponen un "doble hito" para Europa, dado que demuestran que el sector bancario europeo en su conjunto se ha reforzado significativamente en los últimos años en respuesta a las exigencias de los gobiernos y los supervisores tras la crisis financiera.
Al mismo tiempo, permiten la puesta en marcha efectiva de la Unión Bancaria, con una supervisión que pasará a ser en su gran medida a nivel europeo desde el próximo 4 de noviembre, siguiendo unas bases de transparencia.