Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno y los talibán alcanzan un consenso para extender el alto el fuego

Las delegaciones del Gobierno paquistaní y del grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP) --conocido como los talibán paquistaníes-- han alcanzado un consenso de cara a la extensión del alto el fuego vigente entre ambas partes entre marzo y abril y que llegó a su fin la semana pasada.
La decisión ha sido alcanzada durante un encuentro en la Casa de Punyab, en la que la extensión del alto el fuego, la liberación de los presos talibán no combatientes y el establecimiento de una zona de paz han sido los puntos principales.
En el mismo, el primero desde que el TTP anunció el fin del alto el fuego, ha participado el ministro del Interior, Chaudhry Nisar Alí Jan, según ha informado el diario paquistaní 'Dawn'.
Tras la reunión, el importante clérigo paquistaní Samiul Haq, descrito como 'el padre de los talibán', ha dicho que el comité de negociaciones intentará convocar una reunión de la 'shura' del TTP durante esta misma semana. "Pediremos a la cúpula talibán que dé pasos productivos de cara a la restauración de la paz en el país", ha apuntado.
El Gobierno y los talibán se han enfrascado en el proceso de paz en un intento por poner fin a los años de conflicto en el noroeste del país, que se han saldado con la muerte de miles de personas entre milicianos, miembros de las fuerzas de seguridad y civiles.
Tras el comienzo formal de las negociaciones, el grupo insurgente anunció el 1 de marzo un alto el fuego unilateral de un mes que fue respondido por el Ejército, que suspendió sus operaciones contra el grupo. El 1 de abril, el TTP extendió otros diez días el alto el fuego, algo que no hizo al acabarse dicho periodo.
El proceso de negociación se ha retomado casi cuatro meses después de que el anterior intento fracasara pocas horas antes de empezar a consecuencia de la muerte del líder del TTP, Hakimulá Mehsud, a causa de un bombardeo estadounidense.