Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia confía en que su solidaridad con los refugiados se extienda al resto de países de la UE

Atenas defiende que "habría que tener en cuenta" el gasto por la crisis de refugiados si no se cumplen los objetivos del rescate
El ministro de Finanzas de Grecia, Euclids Tsakalotos, ha confiado este miércoles en que la solidaridad que a su juicio está demostrando el país heleno en su respuesta a la crisis de refugiados se extienda al trato que otros países de la Unión Europea ofrecen a los demandantes de asilo.
"Por parte del Gobierno y los ciudadanos griegos hemos demostrado cuáles son nuestros valores, apoyando su derecho al asilo. Tomamos esta decisión y creo que hemos contado con mucho apoyo en Grecia, nos enorgullecemos por ello", ha afirmado en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.
"Confío en que esta solidaridad se haga extensiva al trato que ofrecen otros países a los refugiados, pero también al enfoque sobre otros problemas", ha contestado el ministro heleno a una pregunta sobre los efectos de la crisis de refugiados en los objetivos del tercer programa de ajuste financiero.
En este sentido, Tsakalotos ha recordado que Atenas no reivindica que se modifiquen los objetivos del rescate debido a esta crisis, sino que si Atenas no cumple 'ex post' con ellos a causa de un aumento del gasto vinculado a la misma "es algo que habría que tener en cuenta".
"Me parece un enfoque distinto, y esto puede acabar sucediendo porque es una crisis muy aguda", ha explicado.
En cualquier caso, el responsable griego de la cartera económica ha criticado que "muchos países no son conscientes" de los peligros que la crisis de demandantes de asilo supone para el proyecto europeo, antes de advertir de que si la UE opta por poner en marcha respuestas nacionales "los demás girarán la espalda y dirán que no va con ellos".
"Si optamos por una mala solución, las cosas serán insostenibles en Grecia. Si no encontramos una solución europea, si las fronteras se siguen cerrando, las cosas van a ser muy difíciles para Grecia", ha apuntado, al mismo tiempo que ha alertado sobre el incremento de la influencia de partidos políticos xenófobos de extrema derecha.
Por otro lado, el ministro griego ha asegurado que Grecia "ha hecho todo lo posible" para poner en marcha los centros de acogida de refugiados ('hotspots') , entre otras medidas, pero ha manifestado que en muchas veces los refugiados desean avanzar hacia el norte de Europa "a toda costa".
Asimismo, Tsakalotos ha afirmado que la Comisión Europea está respondiendo a la situación, aunque ha apuntado que Grecia "a veces" recibe el dinero comprometido "después de haberlo gastado". "No tenemos una liquidez a la que podamos echar mano en cualquier momento", ha lamentado.
"Hay muchos peligros, pero también mucho potencial si los europeos adoptan un enfoque solidario, que era uno de los valores iniciales de Europa", ha concluido.