Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grupos de 'normalistas' saquean supermercados y regalan la mercancía en Guerrero

Varios grupos de 'normalistas' han saqueado este sábado varios supermercados de la localidad de Ayotzinapa, en el estado mexicano de guerrero, para posteriormente regalar la mercancía, un hecho que las autoridades han calificado de "actos vandálicos" y que han asegurado que están investigando.
Los estudiantes han irrumpido en varios supermercados, de diversas cadenas tanto nacionales como internacionales, para saquear comida y otros artículos. Como consecuencia, se han desplegado policías antidisrutbios para intentar proteger los establecimientos.
Los estudiantes han llegado con el rostro cubierto a Ayotzinapa a bordo de tres autobuses y una camioneta y se han dirigido a una tienda en la que han irrumpido de forma violenta, rompiendo las puertas para después llenar varios 'carritos' con suministros, según ha informado el diario 'El Progreso'.
Posteriormente se han dirigido a otras tiendas, donde han realizado actividades similares, llegando a pintar las puertas de un establecimiento con las palabras 'Todo Gratis'. En medio de la confusión, varias personas han aprovechado y han robado televisiones y otros aparatos electrónicos.
Varias tiendas han cerrado para evitar ser saqueadas y el Gobierno de Guerrero ha prometido adoptar medidas, aunque ha recomendado tanto a dueños de establecimientos como a los ciudadanos que tomen "precauciones" para evitar estos "actos vandálicos".
El Gobierno también ha asegurado que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha iniciado las investigaciones para encontrar a los responsables de "actos vandálicos, rapiña y daños ocasionados" durante la jornada, según 'El Universal'.
Este suceso ha tenido lugar poco antes de cumplirse un mes de la desaparición de 43 'normalistas' en el marco de una protesta contra la reforma educativa del Gobierno mexicano, que desembocó en violentos enfrentamientos con la Policía que se saldaron con seis muertos y 25 heridos.