Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gurría (OCDE) respalda que el BCE compre deuda italiana y española para aplacar los embates de los mercados

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, respalda que el Banco Central Europeo (BCE) compre deuda italiana y española para aplacar los embates de los mercados.
En una entrevista concedida al diario germano 'Neue Osnabruecker Zeitung' publicada este sábado, Gurría confía en que el presidente del BCE, Mario Draghi, vaya a hacer "todo lo necesario" para salvaguardar el euro.
Draghi "dijo de forma clara que el BCE puede aliviar la crisis de la deuda en la eurozona mediante la compra de bonos y yo apoyo esta política", recalca Gurría.
"Este claro mensaje a los mercados", en palabras del secretario general de la OCDE, vaticina que "los especuladores perderán su apuesta contra el euro". Mientras tanto, puntualiza, "el BCE debe recurrir a todos sus medios para lograr dicho cometido".
Asimismo, Gurría se muestra partidario de que los países que tengan dificultades para financiarse debido a la ingente deuda que acumulan, tales como Grecia, prioricen la implementación de reformas estructurales para así impulsar la competitividad de sus economías.
El Bundesbank, el banco central alemán, ha reiterado su rotunda negativa a esta posibilidad y a la de conceder licencia bancaria a los fondos de rescate europeos, a la par que Berlín rechaza otra de las propuestas para aliviar la presión de la deuda sobre Italia y España: la colectivización de la deuda a través de los eurobonos.
ESPALDARAZO A GRECIA
A su juicio, Grecia debe permanecer en la zona euro aunque necesite más tiempo para acometer las reformas acordadas con la 'troika'.
Gurría apela por la permanencia de Grecia en la eurozona, bajo la condición de que cumpla con los compromisos pactados con el BCE, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Sin embargo, Gurría aboga por conceder más tiempo a Atenas para que consiga los objetivos marcados y apruebe los ajustes, a tenor de la profunda recesión en la que podría sucumbir Grecia en caso de que se ahonden los recortes.
Grecia pide que se prorrogue el proceso de ajuste dos años más, hasta 2016, en lugar de tener que ahorrar los 11.500 millones de euros acordados con Bruselas en los próximos dos años.
"Quizás el Gobierno necesite más tiempo para alcanzar sus compromisos", remarca el secretario general de la OCDE, expresando así su deseo de que el Ejecutivo de Antonis Samaras pueda renegociar las condiciones bajo las que se concedió el segundo rescate de 130.000 millones de euros.