Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW solicita a la Liga Árabe que despliegue observadores civiles

Human Rights Watch (HRW) ha solicitado a la Liga Árabe que exija al Gobierno sirio que permita el despliegue de observadores civiles independientes para documentar el comportamiento de las fuerzas de seguridad del país, algo que el grupo ha considerado como un "paso esencial" para poner fin a la violencia y recuperar un clima de confianza.
Un comité ministerial de la Liga --formado por los ministros de Exteriores de Egipto, Omán, Argelia y Sudán, junto con el secretario general de la organización, Nabil al Araby-- llegará a Damasco este miércoles para debatir la posibilidad de un diálogo nacional entre el Ejecutivo sirio y la oposición. "La Liga Árabe debe presionar al Gobierno sirio para que detenga inmediatamente la violencia contra los manifestantes pacíficos y que libere a todos los prisioneros políticos", ha dicho HRW a través de un comunicado.
"Si la iniciativa de la Liga Árabe tiene una posibilidad de éxito ha de garantizar que los civiles serán protegidos", ha dicho la directora para Oriente Próximo de HRW, Sarah Leah Whitson. "El único camino para asegurarse de que los civiles están protegidos es tener observadores desplegados sobre el terreno, cuya presencia impediría los abusos por parte de los servicios de seguridad", ha agregado.
La visita a Damasco llega después de la celebrada el 16 de octubre, en la que la Liga dio a Siria 15 días para comenzar un diálogo con la oposición en la sede de la organización en El Cairo. El Ejecutivo sirio se mostró favorable a reunirse con la delegación, pero ha mostrado sus reservas respecto a la iniciativa. En el lapso de tiempo transcurrido desde el 16 de octubre, al menos 186 manifestantes y civiles han fallecido, según activistas por los Derechos Humanos en el país árabe.
Asimismo, HRW ha pedido a la delegación de la Liga Árabe que presione al Ejecutivo para conseguir la liberación de todos los presos políticos y para que informe sobre el paradero de todos aquellos que han desaparecido o que se encuentran detenidos e incomunicados.
Por último, ha exigido a la Liga que envíe el claro mensaje al presidente sirio, Bashar al Assad, de que Siria será expulsado de la organización si las fuerzas de seguridad no detienen sus abusos contra la población civil.
"¿Cómo puede haber un diálogo con la oposición si la mayoría de los activistas están en la cárcel o en el exilio?", se ha preguntado Whitson. "Sin garantizar la seguridad de los manifestantes y los activistas en Siria, estos llamamientos al diálogo seguirán siendo excusas para la comunidad internacional para retrasar la solución mientras los sirios siguen siendo asesinados", ha apostillado.