Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW insta a Yemen a contemplar medidas de protección a la mujer en su Constitución para defender sus derechos

La ONG Human Rights Watch ha instado este martes a las autoridades de Yemen a defender los derechos de las mujeres asegurándose de que su Constitución contemple medidas de protección para este colectivo, en una carta dirigida al presidente del Grupo de Trabajo por los Derechos y las Libertades incluido en su Conferencia Nacional.
La Conferencia Nacional comenzó el pasado 19 de marzo, en medio de fuertes críticas al proceso de transición política iniciado en noviembre de 2011 y de una gran inseguridad que dejó varias víctimas mortales en las provincias meridionales. Su principal objetivo es que los yemeníes lleguen a un acuerdo inclusivo para redactar una Constitución, que debería estar lista este año, y dar lugar a la celebración de elecciones presidenciales y legislativas en 2014.
De este encuentro nacional se espera también una respuesta consensuada a las aspiraciones secesionistas de las provincias meridionales, a la reparación de las víctimas de la guerra de Saada (2004), a los derechos de las mujeres y a las reformas gubernamentales para combatir la corrupción.
"No es ninguna exageración decir que el futuro de las mujeres y las niñas yemeníes dependerá de los esfuerzos realizados por el Grupo de Trabajo por los Derechos y las Libertadas en nombre de sus derechos", ha declarado la investigadora para Oriente Próximo y África del Norte de HRW, Rothna Begum.
"Esta es una oportunidad histórica para que Yemen acabe con la profunda discriminación arraigada contra las mujeres, tanto en la ley como en la práctica", ha añadido Begum.
DISCRIMINACIONES EN TODOS LOS ASPECTOS DE LA VIDA
Según la ONG, las mujeres yemeníes son víctimas de discriminaciones severas en todos los aspectos de su vida. Las mujeres no pueden casarse sin el permiso de sus guardianes masculinos, no tienen derechos igualitarios ante el divorcio, la herencia o la custodia de los niños. Asimismo, la falta de protección legal deja a las mujeres expuestas a la violencia sexual y doméstica y el país tiene uno de los niveles más altos del mundo de matrimonios infantiles.
HRW ha afirmado que la nueva Constitución yemení debería tener disposiciones claras y explícitas para garantizar la plena igualdad de las mujeres ante la ley de acuerdo con los tratados y las leyes internacionales.
La ONG ha recomendado también que la nueva Carta Magna prohíba la discriminación en función del sexo, género, estado civil, del embarazo y de otros atributos específicos de cada género, así como cualquier otro tipo de discriminación.
El Grupo de Trabajo por los Derechos y las Libertades debería adoptar medidas especiales para abordar los impedimentos sociales y culturales para la participación de la mujer en la vida política de Yemen. Entre las medidas que se podrían adoptar, HRW recomienda campañas públicas de concienciación sobre los derechos de las mujeres, instalaciones para que las mujeres formen parte de los asuntos municipales o apoyar el liderazgo de las mujeres.
Asimismo, Yemen debería establecer la edad mínima para contraer matrimonio a los 18 años, ya que el matrimonio infantil, que puede causar a las niñas graves daños físicos y emocionales al tiempo que las priva de su educación y de otras oportunidades, es muy común en el país.
"Las mujeres participaron junto a los hombres en la revolución en Yemen", ha señalado Begum. "Los miembros de la Conferencia Nacional tienen una responsabilidad con las mujeres y las niñas de Yemen. Deben asegurarse de que sus derechos están plenamente protegidos por la Constitución para que puedan vivir sus vidas libres de cualquier discriminación o violencia", ha concluido.