Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW recuerda las atrocidades del régimen norcoreano, que celebra el cumpleaños de Kim Jong Il

La ONG Human Rights Watch ha reprochado este domingo a Corea del Norte las festividades que vive el país por el cumpleaños del ya fallecido dictador Kim Jong Il y pide al régimen dirigido por su hijo que asuma la responsabilidad por las graves violaciones y crímenes contra la Humanidad cometidos contra su población. Incluso se ha programado el lanzamiento de un satélite en la fecha del cumpleaños, el 16 de febrero.
"En vez de celebrar el cumpleaños de su padre (del actual líder Kim Jong Un), el país debería llorar las catástrofes humanitarias que esta familia ha causado", ha aseverado Phil Robertson, subdirector de la división asiática de la organización.
Para la organización padre e hijo son lo mismo. "De tal palo tal astilla, al menos en términos de régimen represivo", ha valorado Robertson en relación a la trayectoria del actual líder, que tomó posesión tras la muerte de su padre en 2011 y que no ha hecho sino incrementar la vigilancia y el control sobre la población.
"Ahora que la trayectoria de abusos de Corea del Norte está en el centro de la imagen mundial, el mundo debería demandar el fin de la impunidad que disfruta Pyongyang", ha añadido Robertson, que recuerda que el número de muertos de la Ardua Marcha, la hambruna que vivió el país entre 1993 y 1996, todavía es desconocido, pero que podría llegar a alcanzar los 3 millones y medio.
De esta manera, HRW recalca que la familia Kim ha puesto en práctica una larga serie de medidas totalitarias, como la del 'Líder Supremo' o Suryoung, que da al presidente del país el poder absoluto sobre el Estado, o 'El Ejército Primero' o Songun, que otorga al Ejército la prioridad a la hora de recibir y distribuir los escasos recursos del país.
MÁS ALLÁ DE LA POLÍTICA
Pero el régimen no solo ha sido acusado de sus prácticas represivas en el terreno legislativo. En 2014, una Comisión de Investigación de ONU consideró que la gravedad, naturaleza y escala de las violaciones en el país mostraban un panorama de abusos sin parangón en el mundo contemporáneo.
Además, por segundo año consecutivo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha reconocido que la devastadora situación humanitaria de Corea del Norte supone una amenaza para la seguridad y paz mundiales.
"La única conmemoración que merece su legado (de Kim Jong Il) es si su hijo, Kim Jong Un, detiene de manera inmediata todos los abusos que se cometen en la actualidad y compensa a las familias afectadas", ha añadido Robertson. "Este es el año para hacer justicia y compensar a las víctimas de décadas de abusos bajo el liderazgo de Kim Jong Un y su familia", ha añadido.