Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW alerta de impunidad para militares responsables de muertes de civiles con el acuerdo de paz en Colombia

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha alertado este lunes de que con los acuerdos alcanzados en La Habana entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) miembros del Ejército responsables de ejecuciones sistemáticas de civiles podrían eludir la justicia.
HRW ha recordado que entre 2002 y 2008, brigadas del Ejército a lo largo de Colombia ejecutaron de forma sistemática a nada menos que 3.000 civiles, con el propósito de simular un número de bajas de combatientes de guerrillas mayor al real, en lo que se conoció como casos de "falsos positivos".
José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, advierte de que el acuerdo sobre justicia que el Gobierno y las FARC pretenden firmar en La Habana para poner fin al conflicto armado en Colombia es "un jaque mate a la justicia".
"El conjunto de ambigüedades y lagunas incluidas en el acuerdo podría garantizar que muchos de los responsables de falsos positivos, desde soldados de rangos inferiores hasta generales, no respondan ante la justicia por estos crímenes atroces", ha apostillado Vivanco.
El acuerdo en cuestión establece la creación de una nueva Jurisdicción Especial para la Paz que tendrá "competencia exclusiva" sobre los delitos cometidos por la Fuerza Pública que hayan tenido "relación directa o indirecta" con el conflicto armado.
De esta forma, la ONG insiste en que muchos de los responsables de estas ejecuciones a civiles "podrían evadir completamente la justicia". Además, advierte de que los más de 600 agentes del Ejército que ya han sido condenados por la justicia penal ordinaria en casos de falsos positivos también se beneficiarían de estas disposiciones. "Decenas podrían ser puestos en libertad", añade.
En un informe difundido el pasado 17 de marzo de 2016, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos destacó que las investigaciones de 'falsos positivos' deberían ser "iniciadas, desarrolladas, y culminadas" en la "jurisdicción penal ordinaria".