Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW critica que nadie haya sido juzgado un año después del ataque químico sobre Ghouta

Human Rights Watch (HRW) ha recordado este jueves, con motivo del primer aniversario del ataque químico sobre Ghouta, cerca de Damasco, que a pesar de la muerte de cientos de personas nadie ha rendido cuentas por esta acción, atribuida al régimen de Bashar al Assad.
El bombardeo sobre Ghouta fue el peor con agentes químicos del que se tiene constancia desde que Sadam Husein atacó a los kurdos en 1988. El Gobierno sirio no ha admitido nunca la autoría de estos hechos, confirmados por la ONU sin señalar a ningún bando como responsable.
En este último año, y por "presión internacional", Damasco ha accedido a entregar su arsenal químico, un paso "importante" que, sin embargo, no borra todo lo anterior, según HRW.
"La retirada de las armas químicas no hará nada por los cientos de víctimas que murieron hace un año y los familiares supervivientes", ha advertido el subdirector de la ONG para Oriente Próximo y el norte de África, Nadim Houry.
A su juicio, "el cierre del debate sobre las armas químicas en Siria sólo será posible cuando quienes ordenaron y ejecutaron los ataques de Ghouta hayan rendido cuentas y estén entre rejas".
HRW ha lamentado que hayan fracasado todos los esfuerzos emprendidos hasta ahora para que el régimen de Al Assad responda de sus crímenes a nivel internacional. En este sentido, ha recordado que Rusia y China bloquearon en mayo en el Consejo de Seguridad de la ONU remitir el caso al Tribunal Penal Internacional (TPI).