Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan con vida a un hombre de 72 años entre los escombros 13 días después del terremoto de Ecuador

Trece días después de que un terremoto de magnitud 7,8 en la escala Richter azotara la costa de Ecuador, el equipo de socorro venezolano Fuerza de Tarea Humanitaria Libertador Simón Bolívar (FTHLSB) ha rescatado este viernes a un varón de 72 años, con vida, que se encontraba entre los escombros de un edificio en la localidad ecuatoriana de Jaramijó, a unos diez kilómetros al este de Manta.
Los rescatistas fueron alertados por la tarde del viernes, cuando realizaban una operación de inspección de riesgos, por una serie de sonidos que procedían de los escombros de un edificio parcialmente derrumbado. Dentro del edificio hallaron a Manuel Vásquez.
Tal y como explican desde la Embajada venezolana en Ecuador, el rescatado presentaba "insuficiencia renal crónica, obstrucción de vías urinarias, amputación de primer, segundo y tercer grado de los dedos del pie izquierdo, necrosis en ambos tobillos con desprendimiento de tejido, además de deshidratación, desnutrición y desorientación". El hombre ha sido trasladado al hospital de Jaramijó.
El pasado 16 de abril, una serie de temblores azotaron la costa de Ecuador, siendo el más potente de magnitud 7,8. Tras los seísmos, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, se unió a la solidaridad internacional y envió a un equipo con personal cualificado para colaborar en la búsqueda y rescate de las personas desaparecidas.
La FTHLSB, impulsada en el año 2005 por el entonces presidente, Hugo Chávez, cuenta, según explican desde la misión diplomática venezolana en Ecuador, con "el personal más cualificado de 25 instituciones venezolanas encargadas de la atención de desastres".
Este mismo sábado, la Secretaría de Gestión de Riesgos ecuatoriana ha elevado a 660 el balance de muertos tras los terremotos, y ha indicado que aún están registradas 32 desapariciones.