Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hamás ofrece a Israel un año de tregua

Niños palestinos asisten a clase en tiendas de campaña instaladas entre los restos de su escuela destruida Gaza. Foto: EFE.telecinco.es
Las negociaciones que tienen lugar en la capital egipcia están encabezadas por el enviado del Ministerio de Defensa israelí, Amos Guilad, el jefe de la Inteligencia egipcia, Omar Suleiman, y el enviado de Hamás, Ayman Taha.
Medios palestinos indicaron que Hamás podría comprometerse a un período de alto el fuego temporal de hasta 18 meses, mientras que Israel estaría apostando por una calma de hasta diez años. Según indicó Taha a la cadena de televisión con sede en Dubai Al Arabiya, el objetivo de las conversaciones es lograr una tregua que tenga "mejores garantías" que la que se desarrolló en los últimos seis meses de 2008.
"Israel ha sugerido que podría aceptar una tregua de 18 meses a cambio de reabrir los cruces y levantar parcialmente el bloqueo, pero Hamás lo rechaza: el bloqueo debe finalizar completamente", indicó Taha.
Alto el fuego reducido
El dirigente de Hamás Ismail Raduan dijo este domingo a los periodistas en Gaza que "las conversaciones en Cairo tienen por objeto conseguir un alto el fuego limitado que no exceda de un año"."No aceptaremos una tregua larga que acabe con la resistencia armada, porque la resistencia es un derecho legal del pueblo palestino mientras exista la ocupación", manifiestó Raduan. Hamás tampoco aceptará, aseguró, "nada menos que la reapertura de todos los puestos fronterizos entre Gaza e Israel y también el cruce de Rafah entre Egipto y Gaza. Simplemente, no aceptaremos una tregua que no acabe con la agresión (israelí)", declaró.
Postura israelí
Por su parte, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, cree que se está "ante el inicio de un largo período de calma en el sur (de Israel), que es resultado de la disuasión que hemos logrado". Barak también ha expresado su confianza en que "habrá un estímulo en el proceso para traer a Guilad Shalit (el soldado israelí cautivo en Gaza desde junio de 2006) a casa".