Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hermanos Musulmanes tilda de "injustas" las penas de muerte y carga contra las autoridades interinas

La organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes ha cargado duramente este martes contra las autoridades interinas y el aparato judicial tras las "injustas" condenas a muerte emitidas por un tribunal egipcio contra 683 seguidores y miembros del grupo, entre ellos el guía supremo de la formación, Mohamed Badie.
"Estas sentencias injustas y los actos absurdos que legitiman la ley de la jungla en Egipto demuestran claramente a algunas personas que han sido engañadas por las mentiras y la desinformación del régimen que no pueden seguir tolerando esta persecución y que la responsabilidad nacionales les obliga a unirse a las filas de los ciudadanos honorables en su revuelta contra las autoridades golpistas, que han traído devastación y destrucción a su patria", ha dicho.
En su comunicado, la organización ha resaltado que "la justicia es la base esencial de la gobernanza", al tiempo que ha valorado que "la mayoría del estamento judicial está formado por jueces patrióticos conocidos por su firme apoyo a la justicia y la verdad".
"El intento desesperado de las autoridades golpistas para implicar a toda la judicatura (en sus actos) reclaman que los jueces honestos se mantengan firmes, rechacen a los elementos corruptos y condenen los trucos que se llevan a cabo para intentar enfrentar al aparato judicial con los revolucionarios", ha agregado.
Así, ha agregado que "el régimen golpista intenta infundir miedo y terror entre los revolucionarios con veredictos injustos y vengativos, absurdas condenas a largos periodos de prisión y condenas a muerte en masa sin respetar los procedimientos, lo que está destinado a fracasar".
Por ello, Hermanos Musulmanes ha pedido "a los poderes regionales e internacionales que apoyan el golpe en Egipto que rompan su silencio respecto a estos crímenes, que han sido denunciados por todas las naciones honorables, hagan frente a las injusticias y condenen estos actos abominables".
"Garantizamos que el pueblo egipcio, cuyos sacrificios incluyen miles de muertos, heridos y detenidos, no abandonará su camino hasta lograr los objetivos de la revolución, que se inició el 25 de enero de 2011", ha apuntado.
"El pueblo egipcio continuará su revuelta pacífica y reclamará los derechos de los mártires y los oprimidos. Este régimen no logrará la estabilidad, sin importar durante cuánto tiempo permanezca en el poder", ha remachado la organización.
Los acusados han sido condenados por un ataque perpetrado contra una comisaría en Minya en 2013. El tribunal también ha conmutado la pena de muerte impuesta en marzo a 492 acusados por cadena perpetua y ha ratificado la pena capital para los otros 37.
Estos casos y la celeridad con la que han adoptado sus decisiones los jueces han provocado una ola de críticas de grupos defensores de Derechos Humanos y de Naciones Unidas. Cada juicio se ha completado en cuestión de horas y los tribunales han impedido que los abogados defensores presentaran sus alegatos, según Human Rights Watch.
El pasado mes de marzo, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó los juicios masivos contra simpatizantes de Hermanos Musulmanes y aseguró que incumplían el derecho internacional humanitario.
Las autoridades egipcias han aumentado sus acciones contra Hermanos Musulmanes desde el golpe de Estado que acabó en julio de 2013 con el mandato del entonces presidente, Mohamed Mursi, y tras la declaración de Hermanos Musulmanes como organización terrorista, decretada a finales de 2013 y ratificada por un tribunal en febrero.