Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Holguín dice que Colombia "no puede cantar victoria" respecto a disputa territorial con Nicaragua

La ministra de Relaciones Exteriores colombiana, María Ángela Holguín, ha reconocido que Colombia "no puede cantar victoria" respecto a su disputa territorial con Nicaragua por los límites del archipiélago de San Andrés, después de que el Gobierno haya defendido este martes en el Congreso --a puerta cerrada-- la estrategia jurídica que presentará ante los tribunales de La Haya.
Al término de la sesión, que duró más de cuatro horas, la canciller ha afirmado que la defensa "ha sido muy seria y estructurada, con abogados internacionalistas, con un equipo colombiano que es muy bueno", tal y como publica la agencia de noticias colombiana Colprensa.
"Presentamos unas excepciones preliminares el pasado 14 de agosto y ahora Nicaragua debe presentar una respuesta a esas excepciones, y después nosotros tenemos un año para contestar en caso de que la Corte no responda afirmativamente a nuestras excepciones", ha precisado la funcionaria colombiana.
Por ello, aunque no ha querido cantar victoria, Holguín se ha mostrado "confiada" en la estrategia que está siguiendo el Gobierno colombiano en esta disputa con el país vecino.
Sin embargo, el senador Mauricio Lizcano ha advertido de que Nicaragua cuenta con el apoyo de Rusia, China, Estados Unidos y Venezuela, por lo que "si Colombia no toma decisiones diplomáticas podría perder las dos nuevas demandas que Nicaragua interpuso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ)".
CONTENCIOSO COLOMBIA-NICARAGUA
Colombia y Nicaragua mantienen una disputa territorial que en el año pasado se recrudeció. El 19 de noviembre de 2012 la CIJ reconoció la soberanía colombiana sobre el archipiélago de San Andrés, pero al mismo tiempo amplió la extensión de las aguas territoriales de Nicaragua hasta las 200 millas náuticas en todos los puntos de la línea limítrofe.
Entonces, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, consideró que la decisión del alto tribunal sobre las aguas nicaragüenses era un "error" y defendió que el fallo "no es aplicable" porque, según la Carta Magna y la interpretación de la Corte Constitucional, cualquier modificación del territorio colombiano debe producirse a través de un tratado internacional ratificado por el Congreso.
Además, emitió un decreto para reafirmar la unidad de la plataforma continental y de la zona contigua del territorio continental e insular colombiano, lo que permitirá al país seguir ejerciendo sus derechos soberanos sobre una extensa área del mar Caribe Occidental.
En cambio, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega consideró que la decisión judicial es una "victoria nacional" y rechazó celebrar un tratado con Colombia, insistiendo en que el fallo de la CIJ es de aplicación directa y obligatorio cumplimiento.
En un paso más, el Gobierno nicaragüense anunció que el país centroamericano había presentado otra demanda en la CIJ para definir su territorio en el mar Caribe, pidiendo que declare "el rumbo exacto" de su frontera en la plataforma continental que se extiende más allá de los límites fijados por su fallo anterior sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.